Site Loader

La precandidatura a legislador provincial de Lorenzo Natali, además de ser la noticia inesperada del reciente cierre de listas, es un cimbronazo que volvió a poner en evidencia las miserias y mezquindades de la política nacional en general y bahiense en particular.

Impensada e inimaginable hasta hace un par de semanas, la mera mención de una personalidad indudablemente conocida en la comunidad como potencial postulante a un cargo electoral con el que muchos militantes han soñado toda su vida y jamás consiguieron, desató en varios actores del poder de la ciudad una serie de histerias y desesperaciones  que no hacen más que desnudar cómo se vienen manejando determinadas cuestiones y pueden explicar los porqués de tanta decadencia, impotencia y frustración.

Sin contraindicaciones ni demasiados anticuerpos generados en casi 40 años de estar en el candelero, alcanzó con que operadores despechados pero con indudable oficio hicieran una encuesta para que la soberbia de quienes usufructúan la franquicia “Pro” en la ciudad y se creían invencibles, entren en crisis y se vean por estas horas no ya al borde si no presos de un ataque de nervios.

Este sitio accedió a parte de ese sondeo y chequeó su veracidad con dos fuentes: un veterano dirigente regional de extracción peronista y un joven bahiense de origen radical que, según quedó demostrado en estas horas, volvió a tener conexiones y llegada  a nivel nacional.

Como ambos confirmaron la completa veracidad de esos datos, sirve publicarla para que, dada la sencillez de interpretación de los números que muestran, puedan ser los lectores quienes saquen sus propias conclusiones: allí se ve con claridad que Lorenzo saca mucha ventaja por sobre unos cuantos políticos de muchos años a la hora de ser ponderado en forma positiva por sus conciudadanos.

Tan mal estamos que con eso sólo parece alcanzar. Peor aún: tan escasos han sido los resultados y logros de la gran mayoría de quienes supuestamente están en el rubro que absolutamente nadie puede desacreditar a un recién llegado ni restarle posibilidades de éxito a priori, ni mucho menos. Ha habido legisladores que han estado incluso durante más de un período ocupando una banca sin que se tenga noticia de algún aporte beneficioso para la sociedad.

¿Cómo restarle o negarle crédito entonces a una persona con la que decenas de miles han construido a través de su permanencia en un medio de comunicación una relación de cercanía, confianza y familiaridad?

Puesto a evaluar posibles similitudes entre la situación actual y los prolegómenos del estallido del 2001, un observador con mucha experiencia diferenció que hace más de 20 años, la sociedad estaba harta mientras que ahora parece resignada.

Eso sí: no se animó a asegurar ni mucho menos que hartazgo y resignación puedan ser demasiado diferentes como caldo de cultivo en el que se pueda acumular la presión suficiente para desencadenar una explosión.

Sea en una conquista amorosa, en la búsqueda de un trabajo o en la venta de un producto o servicio, es lógico que quien pretenda concretarlas, saque a relucir la mejor versión posible de sí mismo o de aquello que pretende comerciar en procura de seducir.

La complicación surge cuando el período de seducción caduca y el galán empieza a engordar o a tener mal aliento; el nuevo empleado empieza a faltar sin aviso o aquel automóvil que parecía reluciente y encerado, a mostrar que no estaba tan bien mantenido como parecía.

En la política esta táctica parece ser llevada hasta un extremo ya demasiado peligroso: importa mucho más ganar elecciones como sea para después gobernar como se pueda.

El tema es cuando a quienes recurrieron a esta argucia sin escrúpulos, imprevistamente les brota un competidor que les hace tomar de su misma pócima y quedan imposibilitados de patalear por el ardid porque, ni más ni menos, sería confesar lo que ellos vinieron haciendo.

Justo es decirlo, a poco de instalada la posibilidad de que el conductor de “Bienvenidos” y “De Shopping” fuera precandidato a legislador en el armado que lidera el “neurocientífico” Facundo Manes y cuando parecía que el buen nombre de una persona querida podría llegar a ser usado para sacar tajada y luego descartado sin miramientos, hubo quienes tuvieron el pudor y el decoro de advertirlo y defenderlo.

Tener una mirada crítica de la realidad –en realidad, nada más que transcribir aquello que se cree que es la verdad a veces equivale a ser considerados como críticos o contestatarios—habilita y requiere también reconocer que colegas como Luis Alberto Cano, Fernando Monacelli e incluso Germán Sasso, dijeron mucho antes que se alinearan los planetas como terminó sucediendo en un cierre frenético, que un ser humano, una persona, un padre de familia, a fin de cuentas bien considerado por un muy buen porcentaje de sus vecinos no se merecía ser arrojado a la picadora de carne ni revolcado en el barro con tal de sacar tajada.

Era cuando llegaban noticias de ciertos ataques de ira que se registraban en La Plata y Buenos Aires destinados a bajarlo como sea: no por él, sino porque la realización de una interna seccional, pone en riesgo a toda una franquicia edificada con laboriosidad por el tándem Nidia Moirano-Santiago Nardelli.

“Es como si los dueños de McDonalds presentan una queja porque les aparece una sucursal de Burger King y salen a decir que no se le puede dar de comer tanta comida chatarra a los chicos”, comparó con una sonrisa socarrona un testigo directo de algunas cosas que se dijeron con tal de borrarlo de un plumazo.

No pudieron, y ahora “Lorenzo” (así le dicen en todo Bahía y eso quiere decir algo) es precandidato y muy probablemente será legislador provincial por la Sexta Sección Electoral por un partido más que centenario como la Unión Cívica Radical.

Un espacio que, aun con toda esa historia, no logró sacar de entre sus dirigentes en los últimos  20 años a un prospecto tan atractivo para cosechar votos como parece ser Facundo Manes a nivel nacional o puede ser el propio Natali a nivel local y regional.

Esta fue la nota destacada del fin de semana fijado como plazo para la conformación de las listas para las próximas elecciones de septiembre y noviembre venideros.

Nunca mejor dicho, habrá más novedades para este boletín…


Alcance de la publicación vía redes sociales: 5.871

Usuario de Solo Local

3 Replies to “La encuesta que hizo precandidato a Lorenzo”

  1. COMPARTO LA IDEA DE QUE LORENZO NATALI, VAYA COMO PRE CANDIDATO, PERO LO QUE MAS ME LLAMA LA ATENCION, ES LO DE JAIME LINARES, QUE GRANDIOSA FUE SU GESTION, PARA QUE AUN RETIRADO, SEA EL DE MEJOR IMAGEN POSITIVA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *