Site Loader
cantaro
cantaroLa Cámara Federal de Bahía Blanca confirmó esta semana el procesamiento de cinco personas acusadas de violar la ley penal tributaria a través de la comercialización de facturas apócrifas en el marco de una asociación ilícita fiscal. Se trata de Luciano Gabriel Suris, Elba Dora Tablar, Alberto Suris, Florencia Elizabeth Suris y Domingo Tomás Goenaga, presuntos coautores del delito de la ley 24.769. En el caso de Luciano Suris, señalado como el jefe y organizador del grupo, en el mismo fallo, la Cámara rechazó la solicitud de prisión que expidió la fiscalía general a cargo de Alejandro Cantaro (foto). Sin embargo, Suris está en libertad provisoria y no puede salir del país: en los últimos meses la Cámara le negó la salida tanto a Cancún como también a Fortaleza. Los cinco habían sido procesados, sin prisión preventiva, por el juez subrogante Santiago Ulpiano Martínez, medida que fue apelada tanto por los abogados de los procesados como por la fiscalía. Los jueces Angel Alberto Argañaraz y Néstor Montezanti, con la excusación del camarista Pablo Candisano Mera, rechazaron sendos planteos: la apelación defensista, que apuntaba al desprocesamiento y desvinculación de la causa, como la de la fiscalía, que pedía prisión para Luciano Gabriel Suris. La maniobra de la que están acusados, emitir y comercializar facturas truchas para evadir impuestos y defraudar al fisco, con la complicidad de quienes adquirían esos documentos, es similar a la que enfrenta otro Suris más notorio.

Se trata de Juan Ignacio, conocido por su amistad y vínculo con el mediático Leonardo Fariña, investigado por su presunta participación en lavado de dinero en el caso Lázaro Báez. Días atrás Juan Ignacio Suris fue noticia nacional, al hacerse cargo de la camioneta BMW, floja de papeles, en la que circulaba Fariña por el barrio de Palermo en la Capital Federal cuando fue demorado. Esta semana, Suris se negó a declarar ante el Juzgado Federal 1, al igual que otras cuatro personas. El único que declaró fue el corredor de Turismo Nacional Juan Pipkin, quien lo responsabilizó por las maniobras. Dijo que él solo llevaba y cobraba las facturas a quién Suris, que está señalado como el jefe del grupo, le indicaba. Tanto en una como en otra causa, ambas promovidas por la AFIP-DGI, se espera que la fiscalía profundice la investigación hacia quienes habrían adquirido esas facturas, con las cuales evadieron al fisco y disminuyeron su recaudación tributaria. En esa nómina, aseguran, hay varios personajes notorios de la ciudad.

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *