Site Loader
Este miércoles al mediodía ingresó al puerto de Bahía Blanca un nuevo buque metanero con carga de Gas Natural Licuado para inyectarle al regasificador Express, amarrado en el muelle de Compañía Mega. Se trata del LNG Pioneer, que aguardaba desde el lunes en el fondeadero. La espera fue más larga de lo esperado, según se explica en esta nota. Allí se asegura que las dificultades del gobierno nacional para hacerse de los dólares necesarios con los que pagar el gas importado, demoraron el atraque del buque que no trae un cargamento más. Es el primero que nuestro país le compra a la poderosa empresa rusa Gazprom y que motivó la llegada a Argentina de directivos de esa compañía. Según la misma nota, los enviados, ante el retraso en el ingreso del barco al puerto bahiense, donde tenían prevista una celebración, debieron viajar hacia Escobar, donde funciona la segunda planta regasificadora. Pese a las idas y venidas, los 135.000 metros cúbicos de GNL del Pioneer que este miércoles comenzaron a ser regasificados, llegan en un momento oportuno ya que debido al recrudecimiento de las bajas temperaturas, volvieron esta semana las restricciones y cortes a las industrias. Según el cuadro de anuncios que publica en su sitio web el Consorcio de Gestión del Puerto de Ingeniero White, se espera para los próximos 15 días la llegada de otros cuatro barcos metaneros con una carga similar. Tres traerán el gas licuado desde Trinidad y Tobago y el restante de Qatar.

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *