Site Loader
(Notas de Usuarios) – En todas y cada una de las oportunidades que el oficialismo de Bahía Blanca enfrenta un problema,  atribuye su existencia a la única oposición que es alternativa de gobierno en la ciudad: el Frente Integración Ciudadana. Esa tesis conspirativa es frecuente en quienes desde el poder revelan una debilidad que se manifiesta en la incapacidad de dialogar y de resolver las demandas vecinales. Si el municipio resolviera los problemas, no sería el Frente Integración Ciudadana el receptor permanente de los reclamos. El mal funcionamiento del transporte, las dificultades en el servicio de agua y cloacas, el planeamiento urbano sin consenso, las postergaciones de diferentes sectores sociales, las decisiones tomadas fuera de los ámbitos y procedimientos que corresponden que crean inseguridad jurídica para las inversiones, son parte del inventario que la realidad y no la oposición muestran con contornos nítidos y claros. Claridad que es lo que le falta a esta gestión municipal.

 

 

Frente a ella el oficialismo, protegido mediáticamente con la asignación de pautas oficiales, no encuentra otro camino que la descalificación. Siempre acompañamos el reclamo de los vecinos, dando la cara, siendo sensibles a la justicia de los reclamos en el marco institucional que nos corresponde.

Así como el oficialismo necesita una realidad adaptable a sus necesidades quiere diseñar una oposición que encaje en el molde de sus conveniencias: protestona y vocinglera pero más atada a los compromisos del pasado donde se mantuvo en silencio consintiendo y acompañando la gestión. Somos responsables, no somos complacientes, no nos van a doblegar.

La campaña electoral nos brinda una oportunidad a todos. Para mirarnos primero en el espejo de nuestras convicciones y evaluar si seguimos fieles a ellas. También para poner en evidencia qué métodos y recursos son utilizados para ofrecer las propuestas y desnudar las contradicciones.

Disponer de los recursos del Estado para ello no es el mejor camino.Descalificar al adversario, tampoco. Ha llegado la hora de hablar claro. Es casi irrelevante, y un agravio a la inteligencia de nuestros vecinos pretender deformar la realidad. El oficialismo tiene el derecho de mostrar lo que ha hecho y nosotros, la oposición, de decirle lo que ha hecho mal y lo que vamos a hacer, porque nuestras prioridades son otras. Juego limpio. Sin presiones, sin abuso de los medios públicos.

Mano a mano. Como duelistas de ideas. Mostrando como se quiere mejorar la vida de todos, y no solo de algunos.


Nota de Solo Local: firman esta nota de usuarios, Norberto Martínez, presidente de Integración Ciudadana; Raúl Woscoff y Elisa Quartucci, interbloque IC-8 de Setiembre y Jorge Patuglio, Presidente 8 de Setiembre.



sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *