Site Loader
Balneario_Maldonado
Balneario_MaldonadoVía Facebook, recibimos el mensaje de un vecino, quien comentó con sorpresa que fue al Balneario Maldonado y comprobó que el agua era salada. Como se sabe, el año pasado la municipalidad de Bahía Blanca decidió no utilizar el agua de la ría para el llenado de la pileta, dado su alto nivel de contaminación. En julio pasado, como se lee mediante este link, se había anunciado que se usaría agua dulce. El día que se habilitó la temporada 2011 del completo (ver aquí), se informó a la comunidad que se habían concretado las obras necesarias, entre ellas una perforación para suministrar agua dulce que demandó una inversión de 800.000 pesos, incluído el valor de una membrana que se colocó sobre el piso de la pileta.  Algunos usuarios de la red social  expresaron que además del sabor salado, típico del agua de mar, observaron que el color del líquido es demasiado oscuro para ser agua subterránea. Inicialmente se había reportado que el rendimiento del pozo subterráneo sería de 100 m3/hora. Esa expectativa se redujo a la mitad a fines del 2010 cuando el gobierno de Cristian Breitenstein dió a conocer que la perforación que se hizo a 250 metros de profundidad realiza un aporte de 50 m3/hora, tal como se lee en este enlace. Sin embargo, el rendimiento de la perforación al día de hoy sería de apenas 30  m3/h. Aunque los partes municipales reportaron siempre el uso de agua dulce para este verano, ya se sabía de antemano que la misma sería “salobre“, es decir, con más sal disuelta que el agua dulce, pero en teoría, con menos que el agua de mar.

Técnicamente, se considera agua salobre a una mezcla de agua dulce con agua de mar (ver aquí), que posee entre 0,5 y 30 gramos de sal por litro, expresados más frecuentemente como de 0,5 a 30 partes por mil.

 

Por otra parte, para mantener en óptimas condiciones al Balneario, la comuna debería comprar el cloro necesario para asegurar agua de buena calidad con fines recreacionales, sin embargo no lo hace y ese aporte proviene de la empresa Solvay.

En septiembre del año pasado se publicó un estudio académico en muestras de  agua marina a la altura de la compuerta y en otras recogidas dentro de la piscina. Según se lee,  (ver aquí), desde el 2008 y hasta marzo del 2010, la cantidad de contaminantes fecales superó ampliamente  el máximo valor permitido. Un año antes, en 2007 (ver página 19 de este reporte), un equipo del IADO liderado por la doctora Cintia Piccolo había informado que “el análisis de los datos bacteriológicos indica que las condiciones del agua para uso público son buenas“.

Al día de hoy se desconoce el nivel de salinidad que tiene el líquido con el que se llena la pileta del Balneario Maldonado.


Enlaces relacionados:

http://www.bahiablanca.gov.ar/prensa50/Informe.asp?id=40300

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *