Site Loader

En los últimos días los vecinos de Bahía Blanca hemos escuchado al doctor Jorge Marcovecchio, investigador del IADO, decir que el peor impacto que recibe el estuario de Bahía Blanca no es atribuible a  la actividad del Polo Petroquímico, sino al  vertido de los residuos cloacales sin tratamiento, tal como reflejó en sus páginas LNP (ver aquí). Los bahienses habíamos escuchado la misma versión  del intendente Cristian Breitenstein, del titular del CTE Fernando Rey Saravia y de los técnicos del Organismo para el Desarrollo Sustentable, el OPDS, que tiene la misión de controlar a las empresas contaminantes. De estas últimas fuentes no sorprenden sus dichos. Cualquier vecino podrá observar un común denominador en su discurso: de un modo u otro han estado minimizado el posible impacto ambiental de las multinacionales que operan en el Polo Petroquímico: los escapes son “incidentes”, la ría está “un poquito contaminada”, los derrames “no ocasionaron daños mayores”, los metales pesados “no superan en el agua de mar los límites permitidos por la ley” y expresiones similares a las que nos tienen acostumbrados. La foto que puede verse haciendo clic aquí, por ejemplo, fue considerada un evento menor por las autoridades y un suceso similar, para el CTE “no tuvo impacto en la población (escuche aquí). Pero no deja de sorprender que un investigador como Marcovecchio, quien ha publicado docenas de trabajos científicos, midiendo contaminantes, pueda asegurar con tanta certeza  que el principal impacto contaminante no proviene del Polo Petroquímico, sino de la cloaca mayor. Y si así fuera, ¿existe alguna certeza de que las empresas radicadas en la zona industrial no depositan contaminantes  en ductos que van a  la cloaca? Para un panorama más descriptivo del asunto, revisamos parte de los trabajos académicos del doctor Marcovecchio y otros investigadores, poniéndolos a disposición de nuestros usuarios. No hará falta agregar más nada.


Algunos estudios y publicaciones en los que participó el Dr. Jorge Marcovecchio, junto con otros investigadores: (los originales que aparecen en los enlaces figuran en inglés, por lo que se procedió a su traducción para elaborar este resumen)

 

1) Estudio la presencia de compuestos organo-estaño en el estuario de Bahía Blanca: Se trata de compuestos orgánicos que contienen estaño. El más conocido es el tributilestaño (TBT) que es usado en pinturas anti-incrustantes para barcos. También se estudió la presencia del compuesto conocido como dibutilestaño (DBT). Se realizaron mediciones en el Dique Seco de la Base Naval Puerto Belgrano y en diferentes puntos de la zona interna del estuario local. Las mediciones y resultados concluyeron que el cuerpo de agua se ve afectado por la contaminación de compuestos organo – estánicos, principalmente en las zonas de mayor actividad naviera. (2007. Ver estudio aquí)

 

2) Estudio sobre acumulación de metales pesados en Spartina alterniflora en el área del estuario de Bahía Blanca: La Spartina alterniflora es una gramínea perenne que crece en áreas inundables y estuarios de agua marina: El estudio dice que el estuario de Bahía Blanca se encuentra fuertemente afectado por las actividades humanas, incluídas las descargas industriales, municipales, el mantenimiento del puerto, los movimientos de los buques de carga, así como el almacenamiento de oleaginosas. Consigna que numerosas investigaciones previas informaron acerca de la ocurrencia y distribución de los metales pesados en sedimentos de este estuario. aunque la acumulación en este tipo de vegetación no había sido estudiada con anterioridad.  Para dicho estudio se trabajó sobre un área seleccionada en Villa del Mar, donde se tomaron las muestras. Los resultados indicaron que las mayores concentraciones de Cobre, Hierro, Niquel y Zinc fueron detectadas en la parte subterránea de la planta, lo que sugiere proceso de acumulación en las raíces. (2008. Ver estudio aquí

 

3) Estudio sonre las fuentes de origen de los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs) como contaminantes persistentes en un estuario fuertemente industrializado. Caso de estudio: estuario de Bahía Blanca, Argentina. El estudio comienza relatando que los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs) comenzaron a ser considerados como desencadenantes de cáncer en jóvenes   deshollinadores, ya en el año 1775, así como en trabajadores del alquitrán de fines del siglo XIX.  Estos contaminantes se presentan como mezclas complejas, las cuales frecuentemente incluyen una serie de compuestos con gran actividad mutagénica y carcinogénica. Los investigadores que realizaron el estudio reportaron que existe gran interés acerca del comportamiento y destino de los PAHs en el medioambiente, en particular en sistemas costeros altamente industrializados, como el estuario de Bahía Blanca. Sostuvieron que desde el punto de vista del impacto de actividades humanas sobre el sistema, en el estuario se ubican varios puertos  (Pto. Ing. White, Pto. Galván, Pto. Belgrano), tres ciudades (Bahía Blanca, Punta Alta y Gral. Cerri) que suman más de 350.000 habitantes y uno de los complejos industriales más grandes de Sudamérica (refinerías, terminal de cracking de componentes del gas de petróleo, planta de fertilizantes, complejos cerealeros, etc.), los cuales en conjunto determinan una incipiente problemática ambiental en torno a la acumulación de compuestos orgánicos persistentes. Se analizaron 16 de estos compuestos. Se registraron rangos de concentración desde medios a altos, en zonas puntuales severamente contaminadas, con un riesgo asociado de daño inminente a los organismos de ese hábitat. El estudio reveló que hay un grupo uniforme de fuentes de emisión de estos contaminantes. (2008. Ver referencias del estudio aquí)

 

4) Estudio sobre Cobre y compuestos butilados de estaño en sedimentos; relación con las pinturas antifouling, en el estuario de Bahía Blanca: Detectables aportes de estos contaminantes se registraron en diferentes puntos. Los contenidos más elevados de cobre fueron medidos en los sitios de mayor tráfico marítimo. (2008. Ver síntesis del estudio aquí) 

 

5) Estudio sobre los efectos del dragado en un canal del estuario de Bahia Blanca: En Puerto Rosales, en el estuario de Bahía Blanca, se utiliza el método de dragado por inyección de agua para mantener la profundidad adecuada para el ingreso de embarcaciones al puerto. El estudio analizó muestras de sedimentos para determinar la presencia de compuestos nitrogenados, fosforados, silicatos y amoníaco.Tras las tomas de muestra y mediciones se concluyó que los resultados sedimentológicos, biológicos y químicos indicaron que las tareas de dragado ejercen un alto impacto en el área estudiada.  (2006. Ver síntesis del estudio aquí)


6) Estudio sobre la Distribución de Metales Pesados en sedimentos del Estuario de Bahía Blanca: El trabajo demostró que las mayores concentraciones de Mercurio, Cadmio y Cromo, se encuentran en las zonas de descarga de efluentes industriales. Se destacó en especial los altos niveles de Cadmio y Plomo medidos cerca del área industrial. (2009. Ver resumen del trabajo aquí)

 

7) Efectos de la intervención humana sobre el estuario de Bahía Blanca: El estudio reporta que los procesos humanos que generan mayores consecuencias sobre los sistemas marinos costeros son: el mal uso del suelo, la descarga de efluentes domésticos y/o industriales sin tratamiento, las actividades portuarias o la disposición inadecuada de residuos sólidos. La coexistencia de varios de estos procesos pueden llevar a la generación de diferentes tipos de impactos sobre el Sistema Natural, y las correspondientes magnitudes dependerán tanto de la intensidad del fenómeno como de la capacidad de respuesta del ambiente en cuestión. Según el trabajo científico, el estuario de Bahía Blanca es un excelente caso de estudio, por constituir un ambiente de gran tamaño, en cuyo interior se desarrolla una intensa intervención humana, que incluye la mayoría de los procesos mencionados. Este ambiente ha sido particularmente estudiado desde la década de los ´70, incluyendo los parámetros físico-químicos de sus aguas, procesos biológicos asociados y presencia de contaminantes. (2006. Ver estudio aquí)

 

8) Estudio sobre la acumulación de metales en tejidos de tiburones en el estuario de Bahía Blanca: Se analizó mercurio total, Cadmio y acumulación de Zinc en músculos e hígados de 3 diferentes especies de tiburón capturados en las aguas del estuario local. Las mediciones resultaron superiores en hígado que en músculo. (1991. Ver resumen aquí)

 

9) Estudio sobre metales pesados en Camarones del estuario de Bahía Blanca: En las conclusiones se lee que las cantidades de metales (mercurio, cadmio y zinc) fueron superiores los observados en las mismas especies capturadas en el Mar Argentino. (1992. Ver resumen del estudio aquí)

 


Información Adicional:

 

Declaración del Dr. Jorge Marcovecchio, acta 142, HCD, ante la Comisión Asesora Ambiental, diciembre de 2007: (ver documento original aquí): “Cuando se pasa al análisis de los compuestos potencialmente contaminantes del sistema, todos los metales analizados presentaron niveles significativos en la fase disuelta. Esto significa que los metales están ingresando actualmente al sistema. Por otra parte, los sedimentos están acumulando metales” (página 6) “La distribución de los metales fue heterogénea…se identificaron algunas áreas que tienen acumulaciones diferenciales de metales, básicamente en la zona de descarga de la cloaca…y la zona de descarga del Polo (página 7)  

Extracto del Informe Final Monitoreo Ría, marzo 2008 (ver documento original aquí) : “Las principales vías potenciales de ingreso de sustancias exógenas a este sistema son efluentes descargados desde los núcleos urbanos, efluentes de origen industrial y producidos por curtiembres, operaciones de faenado de ganado e industrias relacionadas. A partir de las actividades de refinerías e industrias petroquímicas, así como del almacenamiento y transporte de combustibles, ingresan al sistema compuestos orgánicos derivados del petróleo. El dragado del Canal Principal de Navegación es otra de las actividades importantes en el área que inciden en el transporte de contaminantes. Existe además un aporte atmosférico continuo de sustancias provenientes de la utilización de combustibles fósiles, humos, partículas en suspensión y productos de actividades industriales y urbanas (Pucci et al., 1980)” (páginas 11 y 12)

Gerentes del Polo, procesados por la Justicia: La Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca, confirmó el procesamiento impuesto en primera instancia a los ingenieros Jorge Alfredo Bornemann, en su calidad de gerente general de PBB Polisur y Luis Norberto Moretti, responsable de Medio Ambiente de la misma compañía,  operada por Dow Chemical. El Juzgado Federal 2 de nuestra ciudad los encontró autores prima facie penalmente responsables por el delito de contaminación en perjuicio de la ría local.  Para los jueces  el vertido de Zinc a la ría local por parte de la empresa citada y su incidencia contaminante en el cuerpo receptor, se encuentra debidamente acreditado. (Ver nota aquí)


Enlaces Relacionados:

Jorge Marcovecchio en el IADO: http://iado.criba.edu.ar/web/cv/jorge-marcovecchio.php

Jorge Marchovecchio en Facebook: http://www.facebook.com/jorge.marcovecchio


Fuente Foto: José Luis Calvo

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *