Site Loader

arecco_y_cristian

El pasado miércoles 14 caía una persistente lluvia cuando, alrededor de las 9.30 de la mañana, aterrizó en el aeropuerto de Bahía Blanca el vuelo comercial matutino, procedente de Buenos Aires. Pese a que el edificio de la terminal aeroportuaria es nuevo, sorprendió la gran mancha de agua sobre la alfombra del acceso, que lucía muy mojada; uno de los zócalos del pasillo de ingreso estaba despegado como consecuencia de la humedad y las mismas señales de filtración se percibían sobre una de las paredes. Es una pena que no haya llovido una semana antes, cuando el intendente Cristian Breitenstein y el presidente de la Bolsa de Comercio Carlos Alberto Arecco emprendieron viaje a la Capital para participar de la inauguración de la Casa de Bahía Blanca, ya que Arecco integró la comitiva de invitados (ver foto aquí); el jefe comunal podría haberle observado la situación ya que Arecco no es ajeno al asunto:  se trata de uno de los directores titulares de Aeropuerto de Bahía Blanca S.A., la sociedad que junto a Corporación América tuvo a su cargo la construcción del edificio y tiene a su cargo la explotación del mismo. Sin embargo, cuando el HCD pidió explicaciones a Arecco Ingeniería, negó toda participación en el proyecto. Un documento que puede leerse mediante este enlace, firmado por una representante de la constructora, sostiene que “Arecco Ingeniería no tiene relación con la obra de ampliación y remodelación del aeropuerto de Bahía Blanca“. ¿Cómo esto puede ser posible?

 

Buscando a la Sociedad Anónima

El 22 de mayo de 2008, tal como se lee en un parte de prensa oficial (ver aquí), Breitenstein firmó el contrato de concesión y transferencia del aeropuerto local. Allí estaban Carlos Arecco por Arecco Ingeniería y Franco Comparato por Aeropuertos Argentina 2000. Sin embargo, la representante de Arecco Ingeniería le hizo saber al HCD que no le corresponde a esta empresa dar explicaciones ya que a afectos legales, se constituyó la sociedad “Aeropuertos de Bahía Blanca S.A.”

Efectivamente, tal como se ve en la Sección Oficial del 4 de julio del 2008 (ver aquí), entre las muchas sociedades que aparecen en la lista, casi al final, se incluye la información sobre ésta, aunque con una razón social diferente: no es “Aeropuertos de Bahía Blanca S.A.“, como erróneamente le informó al HCD la ingeniera que firmó el documento en nombre de Arecco Ingeniería, sino “Aeropuerto de Bahía Blanca S.A.”. Parece una nimiedad observar la diferencia entre el singular y el plural, pero no lo es. Un defecto en la denominación legal de una sociedad podría invalidar un documento.

Encontrar información sobre “Aeropuerto de Bahía Blanca S.A.”, no fue sencillo justamente por la misma causa: aparece en distintas actas y partes de prensa oficiales con diferentes denominaciones, incluso por sus siglas: ABBSSA.

Una captura de pantalla con la información sobre la composición societaria, puede observarse haciendo clic en este enlace.

Lo que se reporta es que, efectivamente, en abril de ese año, dicha sociedad fue creada y sus socios son: “Corporación América S.A.”, CUIT 33-68850254-9  y  “Arecco Ingeniería S.A”, CUIT 30-58151804-4, con sedes en Honduras  5663 y Juramento n° 3340, repectivamente, ambas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según un documento de la Comisión Nacional de Valores (se descarga aquí), la distribución de acciones es del 85 % para Corporación América y 15 % para Arecco Ingeniería.

Los datos que proporciona el registro oficial permiten conocer que la sociedad se formó por 40 años, con el objeto de la explotación comercial del Aeropuerto Comandante Espora de la ciudad de Bahía Blanca, de conformidad con lo dispuesto en el pliego de Bases y Condiciones de la licitación.

Nótese que esta sociedad se formó en el 2008, un año después de aprobada la concesión (ver  aquí). Cualquier observador podría pensar que si la sociedad se formó a los efectos de cumplir con el pliego licitatorio, al momento de la adjudicación, las condiciones legales de borde no habrían estado dadas. De hecho, se adjudicó la concesión a una UTE y finalmente resultó que la obra la llevó a cabo una sociedad, la misma que tiene a su cargo su explotación.

Llama la atención en el documento, el capital con el que se fundó la sociedad: $ 12.000, representado por acciones ordinarias, nominativas no endosables.  ¿Este valor es el capital legal necesario para construir un aeropuerto?

Evidentemente dicho monto no se ajustaba a lo requerido, porque según los registros oficiales, a fines de ese mismo año (ver aquí, casi al final de la lista), se decidió aumentar el capital social a $ 3.500.000. Hay una captura de pantalla para una mejor visualización, mediante este enlace.

Resulta extraño que seis días después una firma Aeropuertos (en plural) de Bahía Blanca haya elevado su capital a $ 4.100.000, como puede observarse en el citado registro. 

En cuanto al directorio de esta sociedad, de la que poco se sabía hasta ahora,  surge del documento de su conformación que su presidente es Julio Ernesto Gutiérrez Conte; Vicepresidente: Franco Pablo Comparato y Directores Titulares: Alberto Francisco Caballero y Carlos Alberto Arecco. Ofician de directores suplentes Ismael Alcacer Mackinlay y Ana Mabel Gennari.

Por lo tanto, Arecco Ingeniería puede decirle al HCD que no es la responsable por la construcción del aeropuerto, pero su presidente es director titular de la sociedad que realizó la obra y administra la terminal aeroportuaria. En consecuencia, el citado no puede hacerse el distraído, mucho menos una semana después de que Cristian Breitenstein lo invitara al acto de la inauguración de la Casa de Bahía Blanca en Buenos Aires, considerando que dicho acto se realizó el día 7 de abril y la nota al HCD tiene fecha 15.

Acciones, Aeropuertos y Submarinos

Carlos Alberto Arecco es uno de los personajes públicos más conocidos de Bahía Blanca, pero aparece en escena sólo en contadas oportunidades y sobre su perfil la información documentada no abunda. Se lo suele ver sonriente en actos donde se anuncian acuerdos, convenios y actividades que dan lustre a las organizaciones de las que forma parte. Pero no  le gusta  dar explicaciones cuando las cosas no andan como deben.

El Presidente de la Bolsa de Comercio de Bahía Blanca, tal como Solo Local publicó hace siete meses en “Los Misterios de Arecco Ingeniería” (ver aquí), es ciertamente un hombre enigmático; una suerte de “intocable” sobre el cual pocos de animan a hablar.

Nadie sabe cómo llegó a los cargos que exhibe. Apenas circulan por la Web pocas referencias, entre ellas, sus pedidos de audiencias en la sede del Ministerio de Defensa, para promover algunos de sus variados negocios, como la construcción de submarinos, tal como se lee  aquí.

 


Documentos Relacionados

1) Acta Acuerdo entre Corporación América, Arecco Ingeniería y la Municipalidad de Bahía Blanca, para la explotación de la playa de estacionamiento: Hoja 1 (ver aquí) y Hoja 2 (ver aquí)

2) Parte de Prensa Adjudicación Aeropuerto: Ver aquí.

3) Parte de Prensa Apertura Sobres Licitación. Ver aquí.

4) Parte de Prensa Inauguración Aeropuerto. Ver aquí.

Fuente Foto: www.bahiablanca.gov.ar

 

 

 

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *