Site Loader

Héctor Decio Rossetto había nacido en Bahía Blanca el 8 de setiembre de 1922. En nuestra ciudad afrontó una dura infancia marcada por la muerte de su madre, Agueda, antes de cumplir el año de vida. De la mano de su padre recorrió bares y salones en los que, de tanto observar, aprendió a jugar a los naipes, a los dados, al billar y al ajedrez. Fue el juego-ciencia el que lo atrapó. Con sólo doce años, se consagró campeón bahiense (la partida que le ganó al ingeniero Pedro Aguilar puede consultarse AQUI). A los 14 ya estaba instalado en Buenos Aires, donde perfeccionó su estilo. Desde allí llegó al máximo nivel del ajedrez del país y logró lo que ningún jugador de la ciudad pudo conseguir hasta el momento: la categoría de Gran Maestro Internacional. Orgulloso, con esa credencial de presentación recorrió el mundo y no sólo se codeó y enfrentó a las principales figuras mundiales del juego, sino que conoció e hizo amistad con verdaderos símbolos de su época, como Marlene Dietrich, Carmen Miranda y Ernesto Che Guevara, por mencionar sólo a algunos. Rosetto fallecio el viernes 23 de enero pasado en la Capital Federal. Tenía dos hijos: Pablo y Cecilia, la conocida actriz quien hace unos días publicó una sentida carta a su padre, en la que nos ayuda a conocer la intimidad de un bahiense que brilló en lo suyo y nadie pudo igualarlo. La misiva puede leerse AQUI.

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *