Site Loader
uns-col

(*) Días atrás la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional del Sur decretó un paro de un día, con la intención de que las autoridades repartan las economías realizadas en el presente año, por cargos no docentes que quedaron vacantes. La pretensión de ATUNS era hacerlo en proporciones iguales a una determinada cifra, a todo el personal No Docente. Dentro del plantel no docente se encuentran los no docentes que fueron mal encuadrados en el último convenio colectivo que fuera aplicado a capricho de ATUNS y el Rectorado.

Los reclamantes solicitaron que ese dinero quedara para cumplimentar los reclamos efectuados por éstos, con los correspondientes retroactivos. Recordemos que se recurrió a la Justicia Federal y mediante un dictamen se le otorgó la razón al personal mal encuadrado. Una de las primeras medidas de la actual gestión fue la creación de varias Subsecretarías, con la finalidad declamada de “mejorar la calidad institucional” (acta 559) pero, a la luz de la procedencia de las personas designadas, se puede deducir que se trató de saldar así compromisos electorales. La medida es catalogada de incomprensible y ajena al marco institucional que siempre se respeto en la UNS.

Esta decisión contribuyó a disminuir el ya magro presupuesto que se aprobó con el congelamiento de cargos docentes y de vacantes no docentes (acta 568). En este caso el gremio no docente, (ATUNS), con su silencio, admitió la medida. Por suerte, dentro de nuestra universidad, todavía las unidades académicas siguen la trayectoria de la universidad de excelencia fundacional, poniendo todo su esfuerzo los Departamentos Académicos para sustentar el bien ganado prestigio de la UNS.

Ahora, parte de las economías han desaparecido y al no haber una estructura fehaciente elevada y avalada por la Secretaria de Política Universitaria, los cargos no docentes están en el aire y el rector de turno hecha manos de ellos para crear alianzas, nombrando personal de nivel político. La secretaria General del Gremio no docente. La carrera administrativa en la función pública, requiere de prudencia y mucha honestidad. Hay personas que recientemente ingresaron en la UNS y ya fueron promovidas saltando varias escalas a niveles superiores, cuando hay no docentes y me consta, con mucha idoneidad en el trabajo y muchos años de servicio, que no tuvieron esa suerte. Las medidas así tomadas crean una desazón en la comunidad universitaria y pone en peligro la carrera no docente. También debo decir que siempre impulsé que se realizara un organigrama de las funciones del personal no docente. No se puede promover a ciegas, hay que planificar y calificar las tareas que realiza el personal no docente.

 

La UNS perdió la oportunidad de haber implementado una moderna modalidad de trabajo en la planta no docente, incorporando e innovando con el fin de hacer mas fácil y eficiente la tarea y acortar procedimientos, prestando mayor eficiencia a la labor que desarrollan los docentes, investigadores y alumnos de nuestra casa.

 

Un elemento imprescindible para ordenar la planta no docente es haberla hecho realizada por expertos en Organización y Métodos. Está estructura, con las áreas y las funciones del personal, se viene prometiendo desde hace años, pero pasó el tiempo en el que hubo varias oportunidades de realizarla y no se concretó. ¿Será que al no tener organigrama es más fácil hacer “designaciones” a gusto de la autoridad y del gremio? En el desorden se puede hacer cualquier cosa. A río revuelto ganancia de pescadores.

 

La gran equivocación del gremio (ATUNS) es haberse involucrado como Juez y Parte, en la confección de la estructura del personal no docente, También es un despropósito inexplicable que todavía no se haya solucionado el problema de la Categoría Profesional. Es preocupante la mezquindad de ATUNS al no implementar lo que les corresponde a los profesionales que están prestando sus servicios como no docentes. Recordemos que el anterior Decreto, el 2213, contemplaba un adicional que nunca se reglamentó, poniéndole de está manera, la mano en el bolsillo al que estaba ejerciendo la función en esa categoría. Ni el gremio no docente, ni el rectorado, nunca quisieron reglamentar este adicional que estaba convalidado en un Decreto del Poder Ejecutivo Nacional, violando la esencia del mismo. Como antecedente digo que en las otras Universidades Nacionales, este suplemento se liquido desde el comienzo de la aplicación del Decreto 2213/87.

 

Por otro lado, en la actualidad, a muchos de estos profesionales, los cuales tienen mucha responsabilidad en la tarea que realizan, con la aplicación del nuevo convenio colectivo de trabajo, los han categorizado por debajo de la escala que les corresponde.

 

Todo esto me recuerda un libro de uno de los escritores más importantes que tuvo Bahía Blanca, me refiero a Don Ezequiel Martínez Estrada y el libro es “La Cabeza de Goliat”. La metáfora es perfecta, hoy día la UNS es una gran cabeza representada por el Rectorado, con un rumbo extraviado y un cuerpo disciplinado que son las unidades académicas. No se si a ustedes les ha pasado que, cuando uno sale por las noches a campo abierto y observamos el cielo estrellado en silencio, uno se encuentra con esa inmensidad, ahí nos damos cuenta de la pequeña figura que ocupa el hombre en el universo

 

Por estar una persona “fortuitamente” a cargo de la conducción en una institución, debería actuar cada vez con mayor prudencia y humildad. El “traje” es transitorio y prestado, puede ser que me equivoque en mis apreciaciones, pero el “espejo” de lo que esta pasando en la UNS me muestra cada día la verdadera realidad.

 

Finalmente mucho personal no docente pidió su desafiliación de ATUNS por no estar de acuerdo a la política gremial. Esto implica el fin de ATUNS como gremio, de aquí en adelante será solamente un sello, observándolo desde el punto de vista gremial para la defensa de los intereses no docentes. Para reclamar por derecho lo que le corresponde al no docente, estos tienen que estar unidos, pueden haber diferencias en las listas, pero siempre unidos y respetándose. El “efecto unidad” se ha perdido y era el arma más importante que tenían los no docentes para reclamar dentro de la ley, lo que les pertenece.

 

Ante las últimas actitudes de ATUNS, durante el día de huelga, muchos no docentes concurrieron a sus lugares de trabajo, no haciendo caso a el mandato del gremio. La situación es muy tirante y caótica en el plantel no docente, aparentemente alrededor de 40 de ellos presentaron la renuncia al gremio (ATUNS).

 

Al mismo tiempo en los corrillos de la universidad se sabe que se ha iniciado un sumario referente al día de huelga en donde ha habido aprietes a el personal no docente y al personal de las empresas privadas que realizan la limpieza en el complejo Alem.

El sumario tiene, supuestamente por finalidad, aclarar los sucesos y detectar las supuestas personas que participaron en el hecho. Si esto es verdad, es lamentable que suceda.

He observado, en muchos casos que, a través del los años, cuando los intereses sindicales están de acuerdo con la patronal en contra de los intereses de sus afiliados, se produce el caso significativo en donde aflora el autoritarismo, el amiguismo, la actitud persecutoria, la sanción secreta, la separación por causas de ideas políticas. Al mismo tiempo que esto sucede, parte de los afectados renuncian a todos los reclamos legítimos y también cesa la participación y creatividad de los afectados, degradando el normal desenvolvimiento del trabajo de los actores e implementando un verdadero caos en el servicio.

Todos somos iguales ante la ley. Al personal de la planta No Docente le digo que exijan cuantos beneficios les otorgue la ley, revisen el Convenio Colectivo de trabajo e interpreten hasta el último de los puntos y las comas del mismo. Hay rumores que nuestra universidad, por indicación de ATUNS, ha devuelto supuestamente varios cargos de la primera categoría, cambiando el mismo número de cargos por de menor categoría.

Esto paso en otras oportunidades cuando se aplicó el Decreto 2213/87 y ahora aparentemente sucedió lo mismo, con el último convenio colectivo de trabajo. Las operaciones la realiza la Federación con la complicidad de la Secretaria General de ATUNS con el fin de que los cargos de mayores categorías queden en las universidades grandes, UBA, Córdoba, Tucumán etc. Estas universidades tenían, cuando aplicaron el Decreto 2213/87, innumerables cargos (11: todos eran caciques), y ahora con la aplicación del nuevo convenio buscaron esta solución para que sigan manteniendo en actividad a la tribu de caciques con la primera categoría.

(*) Texto enviado a Solo Local por Miguel Tohmé, ex Consejero Superior no docente y ex Director de Medios Audiovisuales de la UNS

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *