Site Loader

Moyano padre y Kirchner (Editorial) – Covelia empezó muy mal en Bahía Blanca. No sólo porque dejó mucha basura sin recoger, sino porque además, durante el acto de presentación de sus lustrosos camiones, un grupo de camioneros afiliados al gremio que conduce Pablo Moyano, agredió al periodista Enrique Iommi, reportero de Radio Universal.

No podemos dejar pasar tan tranquilamente un hecho como este.

Los periodistas, así como cualquier ciudadano, tenemos el derecho de observar los asuntos que no se muestran transparentes en el ámbito de la administración pública. No sólo tenemos el derecho de hacerlo. Es nuestra obligación.No sabemos quienes son los dueños de Covelia. Se sospecha que la empresa es propiedad de Pablo Moyano, el líder del Sindicato de los Camioneros. La empresa surgió de la nada hace 8 años y en poco tiempo creció económicamente hasta facturar el año pasado 124 millones de pesos. Lo hizo gracias a los suculentos contratos que consiguió merced a la aprobación de algunos intendentes, incluído el nuestro. No hay nada de malo en cuestionar y en investigar. Justamente de eso se trata el periodismo: ser el perro guardián de la sociedad. Los camioneros lograron beneficios que los convierten en privilegiados. Primero consiguieron que Cliba los despidiera a todos y les pagara la indemnización; y acto seguido, que Covelia los volviera a emplear, reconociéndoles la antigüedad de cada uno. Si eso no es una forma muy elegante de regalar dinero, al menos lo parece.

Pero los muchachos de Moyano no se conforman con ganar dinero. Pretenden además que los ciudadanos y la prensa no critiquen ni cuestionen a las empresas para las que trabajan. En general, por naturaleza, los gremios mantienen conflictos con la patronal. En este caso fue todo lo contrario. El perro guardián no puede mirar para otro lado ni hacerse el distraído en cuestiones tan elementales como el manejo de contratos celebrados con el respaldo de dineros públicos. Los que no entienden este concepto debieran relexionar sobre qué significa vivir en un Estado de derecho. Si no lo entienden, entonces tenemos un problema mucho más grave que el de la basura sin recoger.

sololocaladmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *