Las Múltiples Caras Judiciales de Vial Agro

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

En su declaración del viernes pasado ante el juez Claudio Bonadío, el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner mencionó, de acuerdo a varias publicaciones, a una docena de empresas, como supuestas integrantes del Club de la Obra Pública que habría funcionado en la era K en la adjudicación de diversos trabajos. Entre ellas figura Vial Agro, que desde el año pasado, realiza el ensanchamiento de la ruta provincial 51. Por trabas en esa obra, su titular, Pablo Quantín, titular de la CAC en Bahía Blanca, recurrió a los medios en octubre pasado para denunciar a miembros de la UOCRA bahiense por aprietes y recibió el apoyo público de la gobernadora María Eugenia Vidal. Fue el puntapie inicial para la causa iniciada de oficio por el fiscal general Juan Pablo Fernández, donde testificaron Quantín y otros empresarios de la construcción y que derivó en el descabezamiento de la cúpula sindical que aguarda presa el juicio oral por asociación ilícita y extorsión.

A esa altura, el propio Quantín, ya estaba involucrado en otra causa judicial, en la provincia de Rio Negro, pero no como testigo sino como acusado por presuntos sobreprecios e irregularidades administrativas en una obra de pavimento que realizó para el municipio de San Antonio Oeste. La investigación comenzó en la justicia provincial donde el dueño de Vial Agro fue procesado y derivó el año pasado en el fuero federal. Actualmente es instruída por fiscal de Viedma y un mes atrás, se aguardaba una pericia para definir responsabilidades en la obra realizada entre 2008 y 2009, con fondos de la Nación, por un valor de 27 millones de pesos y que tuvo múltiples fallas que debieron ser reparadas. De acuerdo al diario Río Negro, en la concreción de aquellos trabajos, fue clave el rol del por entonces secretario de Obras Públicas de la Nación, el bahiense José López.

Aún sin llegar al terreno judicial, Vial Agro enfrenta por estas horas otra dificultad, en su propio territorio, Tres Arroyos. Se trata de la rescición del contrato para la realización de la obra de pavimentación de 108 cuadras en esa ciudad que la firma anunció esta semana. El hecho derivó en una reunión privada en el Concejo Deliberante tresarroyense y en duras críticas del intendente vecinalista Carlos Sánchez hacia Quantín, a quien calificó de "soberbio" y acusó de practicarle un "apriete mediático". El origen del conflicto sería el atraso en el envío de fondos desde la Nación para asegurar la continuidad de los trabajos.

Vial Agro y Bahía Blanca

En 2015, la firma de los Quantín tuvo a su cargo la obra de remodelación de las pistas en el aeropuerto Comandante Espora. Lo hizo a través de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) que formó con Ingeniería y Arquitectura, la empresa de Fabián Gurrado, presidente de la Unión Industrial de Bahía Blanca. Con similar asociación en una UTE, ambas compañias resultaron adjudicatarias, en el último año de gestión de Cristina Fernández de Kirchner, de trabajos de refacción en otro aeropuerto, el Almirante Zar de Trelew. La UTE que conformaron Vial Agro e Ingeniería y Arquitectura figura con un numero común de CUIT y aparece como proveedor del municipio de Bahía Blanca, aunque no registra órdenes de compra en lo que va de 2018.

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.