Pampa Energía: de la ANSES a los Paradise Papers

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

Es uno de los nombres del momento en los negocios de la Argentina. Así lo marcan sus números más recientes y la entrada con fuerza en La Meca de las inversiones de energía para los próximos años, el yacimiento de Vaca Muerta. Pese a que se trata de un holding relativamente nuevo (su crecimiento exponencial data recién de 2006), integra el selecto grupo de las marcas del país que cotizan en Wall Street. Pampa Energía es todo eso y mucho más. Como ser uno de los nombres propios que Argentina tiene en otro conglomerado también bastante selecto: el de los que aparecen en la los Paradise Papers (Papeles del Paraíso) del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Su CEO Marcelo Mindlin figura allí en una offshore de Caimán que utilizó para concretar la compra de activos por US$ 302 millones a un fondo de Enron en 2001. 

Según los documentos analizados por el ICIJ, Appleby, el estudio de abogados fuente de esta mega filtración, crea en 2001 Inversiones Argentina, con el fin de que el desaparecido gigante norteamericano Enron le vendiera sus activos en Argentina a Pampa Energía. La operación involucró 140 millones de dólares a través de Appleby Trust, un fideicomiso en las islas Caimán. Entre los activos alcanzados, como muestra la infografia, figuran varias compañías de distribución eléctrica que aún hoy pertenecen al holding, que no solo tiene presencia en ese tercio del mercado eléctrico argentino. También pisa fuerte en la generación (es propietario de Central Luis Piedrabuena, en Bahía Blanca y Central Térmica Loma de la Lata, entre otros) y en el transporte (como poseedor de Transener y Transba). 

En El Mundo Energético según Mindlin, Solo Local mostró el perfil del empresario que ya, por 2009, era un referente en ese campo. Al tiempo que defendía una quita de los subsidios que permitiera adecuar la estructura de tarifas a los costos de las empresas (algo en lo que luego el gobierno kirchnerista no avanzaría, pero si el macrista) estaba entre los más beneficiados por los préstamos para inversiones que otorgaba el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, de la ANSES.  

Un jugador todo terreno

Además de ser un actor líder en la generación eléctrica convencional, Pampa Energía también se anotó en las primeros puestos de largada en la carrera por la explotación de fuentes de energía renovable.  A través de Central Térmica Loma de la Lata (CTLL) se quedó con el parque eólico Corti que se está levantando a 21 kilómetros de Bahía Blanca. A los pocos meses de ganar esa licitación, como informó Solo Local, el grupo ya había producido cambios en la composición societaria de la firma Greenwind, que tendrá a su cargo el manejo del complejo de 29 aerogeneradores. A través de su controlada Valdatana Servicios y Gestiones, ahora Viento Solutions, ingresó al negocio, con una participación del 50 por ciento, el fondo norteamericano Castlelake. Tanto este fondo como CTLL figuran en la base de datos de Paradise Papers que analizó, entre otros seis periodistas argentinos, Sandra Crucianelli, creadora de Solo Local. 

Otro dato curioso es que Pampa Energía logró la adjudicación del parque eólico Corti en 2016 sin tener aún asegurados los fondos totales para realizar la inversión. Así lo demuestra el hecho de que recién en la segunda parte de este año, obtuvo una respuesta al préstamo que había gestionado ante la Corporación Interamericana de Inversiones, miembro del grupo BID. En abril pasado, Solo Local reveló el documento por el cual el holding solicitaba 50 millones de dólares con un compromiso de inicio de obras que, para esa fecha, aún no se había cumplido. En junio, logró la aprobación de un primer tramo por ese monto y luego en octubre obtuvo otro de 104 millones de dólares, con la participación como aportantes de dos bancos extranjeros presentes en el país, como el Santander y el ICBC.  Esta última operación, fue elogiada en un medio especializado, por ser el primer crédito internacional para un proyecto del programa RenovAr y por el plazo de 9 años de plazo de pago obtenido. "Un resultado sólido para Argentina dada la historia crediticia del país" opinó Tom Nelthorpe, el analista que definió al acuerdo como un "híbrido" que no contempla un mecanismo para levantar la garantía. 

 

 

 

 

 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.