Antecedente Demoledor: El Ex Galpón de Encomiendas

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

Existe un antecedente de atropello a una ex instalación ferroviaria que sirve de contexto a la actual polémica por la decisión del municipio de Bahía Blanca de instalar un depósito de autos y motos en el barrio Noroeste. Se dio entre 2008 y 2009 y no tuvo un final feliz. En el marco de la reforma de la terminal de ómnibus San Francisco de Asís, desde el gobierno municipal se impulsó la demolición del viejo galpón ladrillero construido a principios del siglo XX para la estación ferroviaria Rosario Puerto Belgrano. Pese a los antecedentes históricos, la movilización de varias instituciones ligadas a las expresiones artísticas de la ciudad que pretendían mantenerlo en pie para utilizarlo como centro cultural y una ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante a fines de 2008, esa construcción, única en la ciudad, desapareció a mediados de agosto de 2009, para dejar lugar, como tantos otros inmuebles por estos días, en el micro y macro centro bahiense, a una playa de estacionamiento...

Pocos días antes de la demolición, alumnos del Postítulo en Arte Público de la Escuela de Artes Visuales enviaron una Nota de Usuarios a Solo Local, donde reseñaron todas las actividades que habían realizado para evitar ese final, entre ellas, la recolección de unas 1600 firmas. Irónicamente, agradecieron a las autoridades del Concejo Deliberante de entonces, quienes les adelantaron la hora fijada para exponer su queja ante la Banca 25, con la consecuencia de que muy poca gente los escuchó y los móviles periodísticos tampoco alcanzaron a registrar su postura. Ante ese cuerpo, había sido presentado un proyecto para evitar la demolición del viejo galpón: su autora fue alguien quien hoy es funcionaria del gobierno que avanza, pese a la resistencia vecinal, con el depósito vehicular en el Noroeste, la secretaria de Gobierno Abierto y Modernización Elisa Quartucci.

La movida para frenar la destrucción de ese sitio, que terminó utilizándose como el área de encomiendas de la vieja terminal de ómnibus, incluyó la organización de recitales y llegó incluso a la prensa nacional, pero no logró torcer la voluntad de la intendencia de entonces. "Es un grupo pequeño el que se ha manifestado en contra" argumentó por entonces el intendente Cristian Breitenstein quien, un tiempo después, al renunciar a su cargo tras ser electo por más de un 40% de los votos, iba a demostrar que no tampoco le interesaba demasiado la opinión de las mayorías. Mientras el jefe comunal encabezaba el acto por un nuevo aniversario del fallecimiento del general José de San Martín, la topadora, con custodia policial, avanzaba definitivamente, sobre el viejo edificio

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.