Narco Bobinas. Situación Judicial de los Bahienses

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

Mientras el despachante de aduana Damián Hernán Limanski fue procesado con prisión preventiva, los hermanos empresarios Guasch resultaron beneficiados con una falta de mérito, aunque seguirán involucrados en la causa en la que se investiga la exportación de droga oculta en rollos de acero a España y Canadá. Al resolver la situación procesal de los detenidos tras los procedimientos realizados en Bahía Blanca, Mendoza, Capital Federal y Chaco, el juez federal de Campana Adrián González Narvay halló a Limanski, en primera instancia, coautor material y penalmente responsable del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de almacenamiento con fines de comercialización. Su situación, así como la del resto de los procesados, se agrava por la participación de varias personas y está en concurso ideal con el delito de contrabando, en grado de tentativa. Este viernes, Limanski será notificado en el juzgado y luego trasladado a la unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal, desde donde irá a su lugar de detención, comunicó el juez en el auto de procesamiento revelado este jueves

Según el juez, en su condición de asesor comercial y especialista en operaciones de comercio exterior, Limanski realizó gestiones para que Amílcar Darío Martino, otro de los procesados y gerente de Can Trade Connections S.R.L. pudiera exportar rollos de acero. También lo vincula con la importación tanto de "contrapesos de acero" en cuyo interior se ocultaría la droga, para luego ser disimulada en rollos, como de parte de la maquinaria utilizada para la manipulación de las bobinas de acero. Tareas de investigación realizadas por personal de la Policía Federal en Bahía Blanca y escuchas telefónicas determinaron que Limanski, responsable de Damián Limanski y Asociado, estaría al tanto del tipo de exportación y "estrechamente vinculado" a Martino. 

En el auto de procesamiento, el juez transcribe varias escuchas telefónicas en las que interviene. Destaca una conversación con Martino en la cual este hace mención a su intención de exhibir 5 o 6 maquinarias en un galpón en Necochea, que sería adquirido por "Ruben". La referencia es para Rubén Luna, o Ruben De Luna, mexicano, con residencia en Canadá. Menciona además tomas fotográficas obtenidas del teléfono celular de Limanski, "donde se pueden apreciar varios canastos de alambre que contienen piedras similares a las halladas en el allanamiento efectuado en Mendoza; varias piezas posiblemente de hierro, de forma cilíndrica, similares a los posiblemente utilizados para armar los "rollos de acero" y enmascarar el material estupefaciente dentro de los mismos; varias bobinas de acero ubicadas en el piso de un galpón y una máquina presuntamente enrolladora ubicada sobre la caja de un camión y dos bobinas con envoltorio de la firma Ternium sobre un acoplado". 

En su declaración, Martino dijo que conoce a Limanski desde hace mucho tiempo, porque realizó varias ventas de maquinarias de forma exitosa junto con él. Dio detalles de una operación realizada con Rubén Luna, en la que se realizaron dos envíos de bobinas de acero, a España y Canadá y que en ambas operaciones participaron tanto Limanski como el Grupo Guasch. Cita que en diciembre de 2016, cuando Luna vino al país junto a su esposa e hijos, fueron a buscarlo Limanski y el mayor de los Guasch. Por su parte, en su declaración indagatoria, Limanski dice que fue él quien presentó y vinculó a Martino con los Guasch, después de que Martino le ofreciera el negocio de la exportación de los rollos de acero. Según Limanski, esa operación "le quedaba muy grande" por lo que decidió ofrecérsela a los Guasch, a quienes conocía desde hace 5 a 6 años y con los cuales había realizado varias operaciones de exportación e importación.

"A esta altura y con los elementos de prueba detallados respecto de los nombrados (Martino y Limanski), los descargos efectuados devienen en sólo un vano intento por ubicarse en una mejor situación procesal" sostiene González Narvay. Añade que de acuerdo a la prueba recogida hasta el momento "existen indicios unívocos, precisos y concordantes que demuestran su convergencia objetiva y subjetiva en el delito reprochado". Para el juez, ambos "no resultaban ajenos a los hechos en cuestión, como manifestaran en sus indagatorias, sino que llevaban a cabo las tareas que les encomendaban los mexicanos, en especial Rubén De Luna Rodríguez ("NN Ruben), con pleno conocimiento de ello y por la función que les cabía dentro de la organización criminal de la que formaban parte... y que montó una estructura con la finalidad de aparentar la realización de actividades legales para encubrir su verdadero objetivo, que era el tráfico internacional de estupefacientes". En el caso particular de Limanski, destaca el juez que pese a que tenía dudas sobre la legalidad de las operaciones de logística de las exportaciones de "rollos de acero" las que participaba, siguió adelante con las mismas. 

El rol de los Guasch

La falta de mérito dictada por el juez para los tres hermanos, Juan Ignacio, Gastón Mauro y Jorge Leandro Guasch, no implica su desvinculación de la causa sino que, al momento actual de la investigación, carece de elementos de prueba suficientes como para presumir, en primera instancia, que estaban al tanto o participaban conscientemente de la operatoria ilegal. "Ello, sin perjuicio de lo que pudiera devenir a partir de las diversas pruebas que a la fecha se encuentran pendientes de producción, tal como la información que pudieran suministrar los servicios aduaneros de diversos países que en el marco de los convenios de cooperación vigentes fuera requerida, como así también del análisis de los diversos medios electrónicos cuya información a la fecha se encuentra en vías de proceso y análisis" advierte González Narvay, sobre la situación procesal actual y futura de los Guasch, similar a la de Alberto Javier Busciglio y Luciano Javier Busciglio, padre e hijo detenidos en Chaco

 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.