Los Jóvenes y el Patrimonio Cultural Bahiense

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

Los adolescentes no valoran el patrimonio cultural de Bahía Blanca y las políticas públicas diseñadas al respecto tampoco los incentivan a hacerlo. Son conclusiones de un trabajo académico realizado para un doctorado en el departamento de Geografía y Turismo de la Universidad Nacional del Sur de reciente publicación en la web. La investigación se realizó a partir de encuestas en las que se les exhibían a los jóvenes de 12 a 18 años fotografías de los sitios históricos de la ciudad para que fueran reconocidos. La mayoría de los consultados solo identificó la mitad de las imágenes exhibidas y en muchos casos, sin mencionar su nombre exacto, como el caso de la Estación Sud, la más identificada por los encuestados. Pocos relacionaron a la plaza Rivadavia con el Palacio Comunal e incluso algunos adolescentes se refirieron a él como el "Cabildo".

Los espacios más valorizados son aquellos ubicados en la zona céntrica, entre la plaza Rivadavia y el Teatro Municipal y en particular los relacionados con el ocio. En cuanto al tipo de edificio que más valoran, sobresalen los de carácter monumental, en detrimento de otros más modestos, ligados a movimientos inmigratorios que tuvo la ciudad o derivados de corrientes arquitectónicas de vanguardia. "La arquitectura italianizante, Art Nouveau, Art Decó u otro tipo de inmuebles de relevancia histórica, pasaron desapercibidos en el espacio cotidiano de los sujetos" destaca el autor Andrés Pinassi y lo relaciona "con las deficitarias políticas públicas a escala local abocadas a la puesta en valor de este conjunto de obras".  Advierte además que ese tipo de obras, no solo pasaron desapercibidas para los jóvenes, sino también para los pobladores en general y no están asociadas a festividades o actividades gastronómicas que podrían realzarlas. 

"Nuevamente vuelve a darse un nexo de causalidad entre la ausente gestión del patrimonio como responsabilidad del Estado y el conocimiento de estos componentes por parte de la sociedad" concluye Pinassi, quien establece que los adolescentes bahienses "constituyen su "biografía personal" a partir de lugares contemporáneos, en los que el ocio ocupa una posición relevante, quedando marginados gran parte de aquellos sitios vinculados a la historia y la cultura de la ciudad". En este contexto, sostiene que no se visualiza la configuración de un espacio vivido patrimonial, "sino de un espacio vivido interceptado por componentes que guardan escasa relación con el devenir histórico de Bahía Blanca. Revertir dicha situación, conllevará un compromiso social por parte de todos los actores implicados en las tareas de gestión del patrimonio: el Estado, como protagonista y promotor de acciones de revalorización patrimonial; y la sociedad en general, quien debe tomar conciencia que es la creadora y portadora del propio legado histórico, y que su compromiso colectivo resulta fundamental para consolidar las estrategias de preservación en el tiempo" entiende. 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.