Ofrecen Nuevo Puerto de GNL en Ría Bahiense

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

"Enarsa planea emitir una solicitud de propuestas para el contrato de arrendamiento a medio plazo de una unidad de almacenamiento y regasificación flotante (FSRU) en Puerto Rosales, cerca del centro existente en Bahía Blanca, a partir de 2018, para mantener el ritmo de la creciente demanda de Gas Natural Licuado". Así comienza el despacho publicado este lunes por Argus Media, en el que se afirma que la compañía estatal, creada por el gobierno anterior, aun trabaja en los detalles de la propuesta, que sería dada a conocer en forma oficial dentro de un mes. Citando como fuente a un ejecutivo de la compañía, el sitio, que tiene sede en Londres y se especializa en mercados globales de Energía, agrega que Enarsa "está llevando a cabo un proceso de licitación por separado para un contrato de 10 años, para la construcción, operación y mantenimiento de la terminal de GNL, incluyendo la construcción de unos 40 km de tubería de gas natural, el puesto de atraque para el terminal de GNL e instalaciones complementarias". 

Adelanta la publicación que en el futuro, la unidad podria ser utilizada para la licuefacción, en alusión al potencial de la Argentina para exportar el gas de esquisto, o shale gas. En otra publicación especializada, destacan que la terminal serviría entonces a futuro para la salida por el puerto rosaleño de la producción gasífera del yacimiento de Vaca Muerta.  Ambos despachos periodísticos coinciden en que el proyecto de Enarsa tendría la meta de sustituir la actual operación en el muelle de Compañia Mega, cuyo contrato firmado con YPF vence el año próximo, por el nuevo emplazamiento, administrado en forma total por la compañía estatal, con un convenio de arrendamiento que duraría siete años, con una posible extensión a otros siete.  La invitación del gobierno argentino a manifestar interés por la construcción de la futura terminal ya se puede consultar en el sitio oficial de Enarsa

Menciona Argus Media que la segunda terminal regasificadora habilitada por Argentina en Escobar en 2011 solo permite recibir cargas pequeñas o parciales y recuerda que inicialmente el gobierno argentino recurrió a la regasificación en 2008 como una solución a corto plazo, para la escasez del suministro de gas en el país. Sin embargo, el proceso se consolidó año a año y en 2016, se recibieron 77 cargamentos. 

Al mismo tiempo que en 2011 comenzaba a operar Escobar, en Bahía Blanca se lanzaba un proyecto impulsado por Enarsa e YPF para instalar una terminal regasificadora en Puerto Cuatreros, en la zona final del estuario. La fuerte oposición de entidades ambientalistas, vecinales y científicas, entre las que sobresalieron la del Instituto Argentino de Oceanografía, la del Consejo Superior de la Universidad Nacional del Sur y un grupo de estudio de la facultad regional Bahía Blanca de la Universidad Tecnológica Nacional, hizo que la iniciativa no prosperara.  Otras voces igual de críticas, por el avance sobre una vasta zona de humedales que hubiera significado el dragado hasta Cuatreros, se oyeron durante la agitada audiencia pública realizada en General Cerri

Por ese mismo año, trascendió que Enarsa impulsaba la instalación de una terminal regasificadora en Puerto Rosales, en asociación con la petrolera venezolana PDVSA, algo que finalmente tampoco se concretó. Una de las ventajas que presentaba el sitio ubicado cerca de Punta Alta, era su calado natural, que evitaría la dañina remoción de sedimentos que acarrea todo dragado. 

 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.