Intiman a Dow a Informar por Incidente Ambiental

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

antorchadow

Cinco días hábiles tiene la empresa PBB Polisur para responder sobre lo ocurrido el martes por la noche durante una parada de planta en su complejo de Bahía Blanca. Catorce denuncias por luminosidad y ruido que provenían de la antorcha fueron recibidas después de las 22 en el Comité Técnico Ejecutivo que controla el área petroquímica y portuaria bahiense. Dos horas antes, según había alertado PBB, propiedad de Dow Argentina, se había iniciado una parada de la planta LHC II, a raíz de una reparación en el sistema de generación de vapor de agua, según se puede leer en el acta confeccionada por los inspectores del CTE y publicada en el sitio Gobierno Abierto.

Las denuncias recibidas telefónicamente en el Comité coincidieron con el mayor nivel sonoro medido y la mayor luminosidad de la columna de descarga durante 18 minutos. Esta situación, admite el CTE, “alertó y generó preocupación en la comunidad” por lo que le exigió a PBB Polisur un informe detallado de las causas de la parada de la planta, acciones a desarrollar y motivos por los que se generó mayor impacto a la comunidad que en situaciones similares. Pese a todo, por el momento, no le labró ninguna infracción.

En lo que va de 2016, esa empresa acumula dos infracciones: una del 12 de marzo por la emisión de humos negros y otra del 11 de abril, debido a ruidos molestos. En este último caso, en la sede del CTE se habían recibido apenas 4 denuncias. Anteriormente, el 9 de marzo, PBB habia sido notificada del resultado del análisis de laboratorio practicado a las muestras de efluente líquidos tomadas en diciembre pasado en el aforo de la planta LCH-1. El examen arrojó que superaban el límite establecido en la resolución 336/03 de la Autoridad del Agua, complementaria al decreto 3970/90 y reglamentario de la ley provincial 5965. “Por lo expuesto se notifica a la empresa que no se ha cumplido con los parámetros legales máximos establecidos en las leyes mencionadas anteriormente. La presente actuación será elevada a la ADA, a efectos de poner en su conocimiento y para que dicho organismo continúe con el procedimiento de régimen sancionatorio” dice el acta del CTE.

Explosiones en un reactor

El complejo de Dow aun no se repuso de las explosiones registradas el 9 de octubre y el 3 de noviembre del año pasado. Con escasos veinte días de diferencia, el mismo reactor de alta presión de la planta de LDPE, polietileno de baja densidad, se incendió y generó alarma entre la población, además de heridas a tres operarios. Según le informó la empresa al CTE durante una revisión realizada a fines de marzo pasado, la planta, que está siendo reparada, volvería a operar recién en diciembre próximo. Una fuente privada, según se publicó en Houston donde la empresa norteamericana tiene su sede central, estimó que la reanudación podría darse en noviembre. A raíz de esta inactividad, Dow debió enviar desde Estados Unidos polietileno de baja densidad para proveer a sus compradores locales, lo que implicó una suba del 20% en la importación del producto, a junio pasado.

En la misma publicación norteamericana, se hace referencia al incidente de este martes y se asegura que no afectó la producción de polietileno en la planta de Ingeniero White. También da cuenta de la puesta en marcha del cracker de gas LHC II afectado por la pérdida de vapor, algo de lo que la empresa PBB Polisur ni el CTE dieron a conocer aun oficialmente a los medios locales de prensa. 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.