Meteórica Carrera de un Futuro Juez Federal

  • Escrito por Gabriel Bermúdez

acuerdodasilva

Walter Ezequiel López Da Silva debería considerarse un hombre afortunado. La Cámara de Senadores de la Nación ya tiene su nombre como candidato número 1 para ocupar el Juzgado Federal 1 de Bahía Blanca, vacante desde el retiro de Alcindo Alvarez Canale el 1 de junio de 2012. Ayer ingresó a la Cámara Alta la solicitud de acuerdo enviada por el Ministerio de Justicia de la Nación para que se lo designe en el cargo al actual secretario del Juzgado Federal de Bariloche, donde ya actúa como juez.  Es el paso final del concurso 293 que el Consejo de la Magistratura abrió para cubrir con un titular la silla que, como subrogantes, ocuparon en estos cuatro años Santiago Ulpiano Martínez, Alvaro Sebastian Coleffi, Alejo Ramos Padilla, Héctor Plou, Martín Bava y siguen las firmas. ¿Por qué López Da Silva debería considerarse un hombre de buena suerte? Porque hace apenas un año, figuraba en el sexto lugar en la largada de la carrera para llegar a Alsina 317. ¿Cómo trepó 5 lugares en tan poco tiempo al mejor estilo Schumacher? Por méritos propios y falencias ajenas. Veamos...

El 13 de marzo del año pasado, 14 de los más de 120 postulantes que se anotaron al concurso se presentaron a rendir la prueba de oposición, en las aulas del campus de la Universidad Nacional del Sur. Tras ese examen (escrito y oral), el Consejo fijó, en junio de 2015, un orden de mérito provisorio, en base al puntaje sumado de ambas pruebas. Allí López Da Silva aparecía sexto con 134,50 puntos, a 8 de Álvaro Sebastián Coleffi, primero cómodo con 142,50.  En el cuarto lugar figuraba Santiago Martínez (138 puntos) quien por entonces se encontraba a cargo en forma interina del juzgado federal 1. Al poco tiempo, Martínez, cuestionado por organismos de Derechos Humanos, es removido de su cargo por el Consejo y reemplazado por Ramos Padilla. Con Martínez en los boxes del Juzgado Federal 2, López Da Silva asciende un puesto y llega en quinto lugar a la etapa de las entrevistas personales y audiencia pública con los miembros del Consejo, convocadas para fines de octubre.

Allí, pese a que no concurrió al recinto en la Capital Federal como el resto de los postulantes, sino que participó mediante una videoconferencia desde Bariloche, no le fue mal y pegó otro sorpasso. Un dictamen de minoría de la comisión de selección del Consejo propuso colocarlo en tercer lugar, aunque en el orden de mérito final quedó cuarto, detrás de Coleffi, el juez del Contencioso Administrativo 1 Agustín López Cóppola y el secretario de la fiscalía federal 1 Rodolfo Murillas.  En ese orden, (Coleffi, López Cóppola, Murillas, López Da Silva) más el agregado de Ana María Araujo (que para el dictamen de minoría debió ser primera y finalmente quedó en quinto lugar), arribó la lista al plenario del Consejo de la Magistratura, ya en 2016. La doble complicación de Coleffi, imputado penalmente por develar documentos secretos a raíz de la filtración de escuchas telefónicas del caso Suris y cesado del cargo de secretario del mismo juzgado al que aspiraba por la Cámara Federal a raíz de esa misma causa, acabó por sacarlo de carrera y dejarlo a López Da Silva en el podio, detrás de López Coppola y Murillas. Finalmente, al momento de enviar la terna definitiva al Poder Ejecutivo en abril de este año, los consejeros terminaron ubicándolo en segundo lugar, detrás de López Cóppola (que había llegado noveno tras los primeros exámenes) y relegando a Murillas (quinto en el orden de mérito provisorio) al tercer lugar y a Araujo (tercera tras las pruebas iniciales) en el cuarto.

La historia tuvo un capítulo más este lunes, cuando a través de la mesa de entradas del Senado, se dio ingreso al acuerdo que propone desde el Poder Ejecutivo, con la firma del ministro de Justicia German Garavano, a López Da Silva, para ocupar el cargo de juez federal. En solo doce meses, saltó del sexto puesto a la pole position y si los senadores lo aceptan, jurará tras la feria judicial y descorchará champán. El análisis de su nombramiento no figura aún en la próxima convocatoria de la comisión de Acuerdos que preside el senador salteño Rodolfo Urtubey.

López Da Silva es abogado desde el 18 de diciembre de 1996, egresado de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Tres años antes había comenzado su carrera judicial como auxiliar escribiente en el Juzgado Federal en lo criminal y correccional de San Martín. Desde mayo de 2002, es secretario del Juzgado Federal de San Carlos de Bariloche, donde actualmente se desempeña como juez subrogante.  

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.