Documento Completo: ¿Por Qué Coleffi abandonó la Causa Massot?

coleffi

El juez federal Subrogante Alvaro Coleffi sustuvo ayer que a Vicente Gonzalo Massot, - en el proceso que se sigue en su contra por delitos de Lesa Humanidad-, le asiste el derecho de ser juzgado por un funcionario público de intachable imparcialidad. En función de eso, a dos notas firmadas en su contra por el titular de la Secretaría de Derechos Humanos, Mario Fernández Moreno, le sucedió el pedido de recusación por parte de la defensa del dueño de "La Nueva". En consecuencia, ese manto de sospechas, lo llevó a tomar la decisión de apartarse de la causa. Pudo no haberlo hecho, pero lo hizo. Sus razones tienen peso. Denuncia un sistemático acoso en su contra para impedir que sea el juez que juzgue a Massot. En un documento de 12 páginas, relata una serie de hechos concretos que lo llevaron a la medida que le tocó tomar. Primero, el juez Federal Santiago Ulpiano Martinez, lo denunció penalmente por la violación de secretos. ¿Qué secretos? Nadie lo dijo en ese momento. Pero lo cierto es que lo acusó de ser quien le entregó a uno de los dueños de la radio "La Brújula 24", - el periodista Germán Sasso-, copias de las escuchas telefónicas ordenadas en el marco del Caso Suris. Esta denuncia nació marcada por el misterio. Nunca se conocieron los fundamentos de la misma y el magistrado que la radicó no atendió a los pocos periodistas que intentaron obtener mayores precisiones con relación a este trámite. Luego, según sostiene Coleffi, se filtró esa información a LU2 Radio Bahía Blanca, propiedad de Massot, el mismo día en que por segunda vez éste era citado a declarar.


Tras esa curiosa coincidencia, el 24 de noviembre pasado, Fernandez Moreno le entregó a Ulpiano Martinez una primera nota. En ella se despacha contra Coleffi, y formula una encendida defensa del receptor de la misiva. ¿En qué basa Fernández Moreno su desconfianza? Según relata Coleffi, a Fernández Moreno se le generó "un alto grado de violencia anímica y moral" en virtud de la campaña difamatoria en perjuicio de Ulpiano Martinez. Así, se defiendió a un juez que se excusó de juzgar a Massot, para descalificar al que estuvo interviniendo en la causa. Para Coleffi, resulta obvio que el curso que estaba tomando la causa Massot no era del agrado ni de Ulpiano Martinez, ni de Fernández Moreno. Y en consecuencia, explica por qué cree que ambos urdieron un plan, - que califica de grosero y evidente -, para torcer la ruta judicial.

No satisfechos con eso, indica que la dupla antes mencionada, promovió la redacción de una segunda nota, con fecha 3 de diciembre, en la que cuestionan las reuniones que Coleffi mantuvo con los fiscales de la causa Massot, José Nebbia y Miguel Palazzani. Y añadió que en 20 años del ejercicio de la profesión nunca vió nada igual. En 35 años de ejercicio periodístico, yo tampoco. Nadie entiende qué se puede objetar de un encuentro entre juez y fiscales. "Una espada directamente enviada para punzar", eso es lo que se lee de puño y letra de Coleffi, quien remarcó que viene resistiendo desde hace tiempo el embate metódico, diario, concertado, organizado y obstaculizador a la hora de entender en la causa contra Massot.

Es decir, Coleffi denuncia un pacto entre Ulpiano Martinez y Fernández Moreno, para sacarlo del medio. Cosa que finalmente ocurrió.

Los mantos de sospechas sobre Ulpiano Martinez no son nuevos. Sus decisiones en causas relacionadas con delitos de Lesa Humanidad, dejan mucho que desear. El mismo Coleffi plantea un punto interesante en la página 6 de su resolución: sumarios administrativos y denuncias penales en su contra, todo a oscuras y con un mismo origen: Ulpiano Martinez. Y se pregunta si aquellos que pueden ser "sospechados", pueden ser los mismos que se encuentren a cargo de la investigación. Hablemos claro: ¿qué quiso decir Coleffi con esto? ¿A qué caso concreto se refiere? En realidad deja ver que Ulpiano Martinez bien pudo haber sido el que dispusiera la entrega de las escuchas a Sasso. Siendo así, ¿no le cabe a él la posibilidad de ser investigado? En definitiva, la custodia de dichas escuchas estaba y está bajo su cargo. 

Coleffi argumenta que se generó un escenario bien dispuesto para el tiro de gracia final: manchar su imparcialidad y evitar que continúe al frente de la causa Massot.

Vale recordar que esta misma semana, el ex fiscal federal Hugo Omar Cañón había denunciado que “siempre hubo una resistencia muy grande por parte de la corporación judicial", para juzgar tanto a militares como civiles en delitos de Lesa Humanidad.

En este caso, a Massot se lo imputó como coautor del homicidio de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola y de haber efectuado aportes esenciales, que consistieron en el ocultamiento deliberado de la verdad en los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas. Si quiere leer la resolución completa del Juez Alvaro Coleffi haga clic en este enlace

Imágen: parte del texto de la resolución del Juez Alvaro Coleffi, página 7. 

 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.