Volver al Futuro Bahiense III. Villalba: de Marty Mc Fly a Ronin

villalbahcd...y al fin se quedó solo. Así, como muestra la foto, se lo pudo ver este lunes al concejal Ramiro Villalba, ya despojado del hechizo que durante 9 días hábiles lo transformó en el centro de todas las miradas de Bahía Blanca, en el muchachito de la película. Por más que hizo esfuerzos, aquellos que estaban a su lado al comienzo de la historia se esfumaron del todo. Y los que tenía por arriba y lo guiaban, también terminaron por desaparecer. Hasta el loco doctor que viaja a través del tiempo, se puso del lado contrario y lo dejó solo esta vez. Apenas volvió, puso el reloj en el 17 de noviembre de 2014 y todo está como era entonces: Valerio, Lascano y Laplace volvieron a donde estaban y reaparecieron en la foto. Y acá no ha pasado nada. ¿No? Es el fin de una saga que, como en la original Volver al Futuro, duró tres capítulos. Pero empieza otra historia. Ya sin tanto glamour, carilindos e inocencia casi adolescente. Llega el tiempo de los hombres rudos y sin piedad. De los samurais que cortan cabezas y de tanto cortarlas, terminan, ellos mismos descabezados. Se transforman en guerreros sin señor. A la deriva. Son los Ronin del Japón Feudal: los samurais sin amo. Eso es Villalba hoy: un Ronin

No le costará acostumbrarse al concejal errante estar solo. Ya lo estuvo cuando fue el único que no asistió a la sesión de interpelación a, justamente, los tres funcionarios que, varios meses después se encargaría de echar... por un rato.  Esa sesión, como publicó Solo Local, fue clave para entender lo que vendría después: el pedido a Bevilacqua para que renunciara a los tres funcionarios que nunca prosperó, más allá de que, en una oportunidad, surgió un despacho con 13 votos que, después de unos aprietes al concejal Luis Serra, derivó en uno de 12 y en una larga discusión. Allí, claramente, en las argumentaciones, Villalba se pronunció a favor de la salida de Valerio, Lascano y Laplace, pero la votación, salió para el otro lado y la moneda cayó del lado de la soledad, para la familia Herlein. 

No es el único que queda mal parado en esta historia. A uno de los samurais renovadores, que le endilgaba al interino haber creado una "crisis institucional", su propio Shogun salió a desmentirlo. En el Japón feudal, el Shogun era el que ejercía de facto el poder

Y el que quedó a contramano, otra vez, de la historia, es el actual pupilo principal del Shogun. Al que las dos caras del teatro, se le trastocaron y confundió la tragedia, el drama, con la comedia y la sonrisa. Los que padecen el dolor, no se lo perdonaron y lo fueron a buscar. No lo encontraron. Hace tiempo que lo están buscando. Solo Dios sabe qué pasará el día que lo encuentren. 

Continuará... 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.