Importante Fallo de la Suprema Corte contra la Fumigación en Zonas Urbanas

La fumigación con agroquímicos en campos cercanos a zonas urbanas sumó, en las últimas semanas, dos casos muy próximos a Bahía Blanca. Quince días atrás, en Coronel Suárez, alumnos de una escuela rural del paraje El Relincho fueron sometidos a la aplicación de pesticidas desde un establecimiento rural cercano al establecimiento escolar. En Coronel Dorrego, un vecino llevó una nota ante el Concejo Deliberante, donde denunció que habíán fumigado en proximidades del cementerio de la localidad. En momentos en que varios distritos del interior bonaerense se encuentran analizando la reglamentación sobre la distancia mínima a las zonas pobladas que se debe mantener para desarrollar ese tipo de actividades nocivas para la salud, la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires suspendió la aplicación de cinco artículos de una ordenanza del partido de General Pueyrredón. La norma había fijado una distancia mínima de 100 metros, a partir de la cual se permitía la utilización de cualquier producto químico y/o biológico de uso agropecuario y/o forestal. Esa ordenanza, la 21.296, había reemplazado a una anterior, la 18.740 que establecía un radio de 1.000 metros a partir del límite de las plantas urbanas o núcleos poblacionales y en la totalidad de la planta urbana, en la que se prohibía la utilización de cualquier producto químico y/o biológico de uso agropecuario y/o forestal, en particular plaguicidas y/o fertilizantes. El fallo de la Suprema Corte, que restablece la distancia mínima en 1000 metros, es considerado un "antecedente judicial histórico en la materia ambiental donde la Suprema Corte bonaerense realiza una aplicación precisa del principio de no regresión que compone nuestro orden publico ambiental, reiteradamente avasallado por los poderes públicos" según el Centro de Estudios Legales del Medio Ambiente (CELMA). La demanda por inconstitucionalidad de la ordenanza 21.296 había sido promovida por la ong Paren de Fumigar Mar del Plata.

"La sentencia cautelar deviene en una clara señal de alerta como así también en un fuerte muro de contención a la contra ola de regresión normativa pretendida por varios Concejos Deliberantes del país, ante el lobby del sector agrobiotecnológico y principalmente del Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, que en el mes de Diciembre de 2013 a través de un espurio comunicado recomendó pautas sobre fumigaciones con agrotóxicos (acordadas con los sectores interesados en la venta y producción de los mismos), en la que se recomiendan distancias de hasta 100 metros para las aplicaciones terrestres y 200 metros para las aéreas" manifestó CELMA en un comunicado. 

Agrega que con este fallo, la Suprema Corte sigue los lineamientos de un amparo de 2012 por fumigaciones terrestres en Alberti, en el que se había declarado ilegal una fumigación realizada a menos de 1000 metros y sin autorización administrativa. "De las constancias obrantes en los expedientes administrativos que refieren a la ordenanza N° 21.296/2013, no surge que –antes del dictado de la normativa cuestionada- se haya efectuado una evaluación circunstanciada del impacto ambiental y de los eventuales daños que pudieran causarse sobre la salud de los habitantes potencialmente afectados, que sustente una modificación regulatoria de esta envergadura" destaca el máximo tribunal de la provincia.

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.