Árboles Peligrosos II: Las Responsabilidades del Ing. Rubén Valerio

Captura de pantalla 2014-03-26 a las 13.23.50

(Consulta de Expedientes y Opinión) - El discurso oficial trata por todos los medios, de desligar al Secretario de Obras y Servicios Públicos, -Ing. Rubén Valerio-, de su responsabilidad por la caída del árbol en el Parque de Mayo, hecho que le costó la vida a Daiana Herlein, el pasado 5 de marzo. Sin embargo, a medida que pasan las horas, se añade nueva información que da por tierra esa postura. Valerio afirmó hoy que fue el mismo día de la muerte de Daiana en que le advirtieron sobre la existencia de un informe en el que se señalaba la necesidad de extraer árboles potencialmente peligrosos del sector. "Pregunté donde estaba y lo solicité. Anteriormente no fui notificado del mismo”, aclaró. Sin embargo, hay una hoja de ruta de la nota que elevaron al municipio las directoras de las escuelas 17 y 345, que sí pasó por sus manos y que debió haber generado la preocupación suficiente del funcionario, como para pedir vista de los expedientes relacionados con el arbolado del lugar, cosa que no hizo. Las docentes habían solicitando al municipio una urgente inspección de los árboles que rodean el edificio que ambas escuelas comparten, - justo el sector donde un árbol aplastó a Daiana-, el 22 de febrero de 2013, dos días después de que un árbol cayera sobre el techo del establecimiento educativo. La nota, número 314-403/2013 ingresó al municipio por Mesa de Entradas y su hoja de ruta demuestra, como se ve en la captura de pantalla que ilustra este artículo, que la solicitud con el alerta llegó a la oficina de Valerio el 22 de mayo de 2013, derivada de la Dirección de Parques Municipales, que por entonces ocupaba Marcelo Caramelli.  Desde ese momento, la nota permanece en el mismo lugar. No se dió traslado a ninguna otra dependencia para atender el pedido

Siendo que esto está documentadamente probado, no hay excusas para comprender por qué Valerio no solicitó de manera urgente acceder a dos expedientes: el que contenía el Plan Director de Arbolado Público, iniciado en 2012,  y el relacionado con el Relevamiento y Diagnóstico Forestal del Parque de Mayo, que se abrió el mismo mes en el que Valerio recibió la carta de las docentes. Valerio leyó la carta en la que las educadoras "ruegan" que se tomen las medidas correctivas necesarias para evitar "males mayores en el futuro". El mal mayor ocurrió. No sólo está demostrado que los funcionarios Marcelo Lenzi, Marcelo Caramelli y Rubén Lascano tuvieron participación directa en la inacción, cuando no en el cajoneo de notas y expedientes municipales. También le cabe esta conducta a Valerio siendo que conociendo lo que ocurrió en la escuela 17 en febrero del año pasado, primero minimizó la situación, aludiendo a la caída de una rama, y luego se desligó de su responsabilidad en los sucesos de este año, alegando que no estaba al tanto de los informes relacionados con la peligrosidad de los árboles del Parque de Mayo. Si no fue notificado, es claro que ante la petición de las docentes, debió haber solicitado un informe de situación y atender el pedido. Si no lo hizo, hubo omisión al menos y no queda excluído en modo alguno de la cadena de responsabilidades que ha estado poniendo en peligro la vida de los bahienses que concurren al Parque. La responsabilidad de Oscar Abraham en torno a este delicado tema aún no ha quedado demostrada, por cuanto de la revisión de las hojas de rutas de los expedientes, surge que ninguno de estos pasó por la dependencia a su cargo entre enero y marzo de este año, lapso en que se desempeñó al frente de la misma. Lo que nos ocupa no es un asunto menor. ¿Qué otra prueba necesita el intendente para que tome cuenta del grado de ineficiencia de sus funcionarios? 

Un Patrón de Conducta: Ocultamiento de la verdad

En este video se expone una nota realizada por Canal 7 al Ingeniero Rubén Valerio, en la mañana del 6 de marzo pasado, un día después de la muerte de Daiana.

Analicemos sus dichos:

Sostiene que una rama seca había caído sobre la escuela 17 el año anterior: no es cierto: no fue una rama seca, sino un árbol. Ver foto aquí. También dijo que ese hecho ocurrió sobre el sector del cerco de la escuela, cosa que tampoco es cierta ya que como se observa en la imagen, el árbol impactó sobre el techo del establecimiento educativo en el que funcionan las escuelas 17 y 345. Omite decir que había pasado por sus manos, 9 meses atrás, el petitorio de las directoras de ambas escuelas, pidiendo urgente solución al problema. "En general en ese sector no habíamos tenido inconvenientes", sostuvo. Eso tampoco es cierto. La aludida nota e incluso un evento posterior, ocurrido en noviembre del año pasado, de similares características, daban cuenta del peligro latente que había en el lugar. 

Con relación a la muerte de Daiana dijo que "el hecho llama la atención porque ese día no había viento". No es posible le llamara la atención lo ocurrido, cuando el día anterior a la realización de esa entrevista, ( ver hoja de ruta del expediente haciendo clic aquí ), la oficina de Valerio fue la receptora del informe de la Licenciada Mercedes Pelayes, documentado por Solo Local en esta nota, en el que se advirtió al municipio sobre la existencia de árboles peligrosos en el Parque de Mayo. 

También dice que este año tuvieron que sacar un árbol con peligro de caída en Las Tres Villas: un informe había alertado sobre la situación dos años antes; fue recién cuando asumió Oscar Abraham al frente de la Dirección de Parques Municipales, cuando se procedió a atender las recomendaciones del escrito, que lleva la firma del Ingeniero Agrónomo Norman Dicek. 

Dijo Valerio: "veníamos trabajando...ese sector (por el de Las Tres Villas) no se había trabajado todavía".

¿Dos años con árboles potencialmente peligrosos con riesgo de caída en un espacio al que concurren niños y adolescentes en forma continua y en ese sector no se había trabajado "todavía"?

¿Reconoce eso y para el intendente, que ya ocupaba en 2012 el interinato, sus funcionados, incluído Valerio, obraron en cumplimiento de su deber? 

La re-lectura de entrevistas radiales y televisivas (como el reportaje que le hiciera el colega Luis Alberto Cano al Arquitecto Marcelo Lenzi), demuestran lo que se afirmó en la primera parte de esta serie de notas: un patrón de conducta. Sus componentes son la minimización de la gravedad de ciertas situaciones, el ocultamiento de información importante vital a los intereses del vecino, y cuando no, la distorsión de los hechos y el deslinde de responsabilidades propias y ajenas. 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.