Dragado a Cerri. Dura Crítica del IADO al Estudio de Impacto Ambiental

iadoUna comisión de científicos investigadores creada por el IADO (Instituto Argentino de Oceanografía) concluyó que el lugar elegido para la localización del Proyecto Gas Natural Licuado Puerto Cuatreros es "inapropiado" y recomendó la "relocalización de la obra" así como también "una evaluación integral del proyecto en armonía con una correcta planificación regional". Además el grupo de expertos advirtió que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por YPF y Enarsa ante las autoridades "contiene falencias técnicas, inconsistencias, omisiones ó carencias de información relevante". A dos días de que se realice en General Cerri la audiencia pública donde la iniciativa público-privada será presentada y debatida, el IADO le atribuye al EIA "interpretaciones erróneas" de los contenidos de los estudios publicados en los últimos 30 años por los mismos investigadores que forman parte de la comisión creada dentro del Instituto. Agrega que en el mismo estudio "hay bibliografía desactualizada, cuyos conceptos centrales han sido modificados ó incluso refutados en publicaciones posteriores" así como también citas en un contexto erróneo. "Si se decide partir de una base con falencias de conocimiento y/o actualización, no hay garantías lógicas para realizar un análisis certero" advierte el organismo del Conicet y la Universidad Nacional del Sur en el informe final que se puede consultar haciendo clic en este enlace.

"Si hay elementos faltantes, inadecuada utilización de referencias ó fallas conceptuales en la línea de base, será imposible una evaluación integral de riesgos" advierte la comisión que añade que "resulta imposible determinar una medida de mitigación real por lo que se ha omitido en la evaluación ó ha sido evaluado de manera inadecuada". Por esos argumentos, los científicos concluyen que el EIA posee "graves falencias como herramienta de decisión sobre la viabilidad ambiental del proyecto".

Para fundamentar el rechazo al sitio elegido para instalar el segundo polo regasificador sobre el estuario bahiense, los especialistas analizaron la propuesta desde diversas disciplinas como la Geografía, Geología, Química Marina y Biología Marina. En función de la primera de las especialidades, observan que la propuesta desestima la mayoría de los objetivos de los proyectos previos para el uso de la zona costera y su tratamiento como reserva. "El desarrollo industrial proyectado en los límites de la reserva provocaría la disminución de la superficie, funcionalidad ambiental  y calidad paisajística, significando directamente un deterioro de los espacios recreativos y de esparcimiento y la pérdida de oportunidades de una nueva urbanización costera" concluye.

Desde el punto de vista de la Biología Marina, los científicos sostienen también que en el EIA, "no hay mención de los efectos tóxicos que podrían generar las maniobras de dragado sobre los productores primarios de las planicies de marea del estuario ya que sólo incluyeron el análisis químico de los sedimentos". Añade el informe que en esa evaluación, que la municipalidad publicó en su sitio web y puede consultarse aquí, "se omitieron estudios realizados entre 2004 y 2010, en los que se probaba claramente la toxicidad de los sedimentos dragados mediante bioensayos específicos realizados en organismos microfitobentónicos, a pesar de que los análisis químicos del sedimento dragado mostraban concentraciones de cadmio, cobre, mercurio, plomo y zinc inferiores a las señaladas como tóxicas por organismos internacionales protectores del ambiente".

El informe de la comisión de especialistas cuenta con el aval del Consejo Directivo del IADO conformado por el doctor Salvador Aliotta, la doctora Sandra Botté, la doctora Diana Cuadrado, la doctora Sandra Fiori, la doctora Silvia Ginsberg y el doctor Elbio Palma.

Este lunes también se conoció la postura del Departamento de Geografía y Turismo de la UNS en la que avaló el informe realizado por los científicos del Departamento de Biología, también contrario a la localización del proyecto en el sitio elegido por YPF y Enarsa. Luego de recordar que la zona ha sido motivo de numerosos trabajos e investigaciones por parte de docentes y alumnos de ese área, también esa unidad académica universitaria recordó la importancia de los humedales "ya que cumplen funciones como sumideros de carbonos, con una tasa superior a las de los biomas selváticos, regulan las inundaciones, preven la intrusión de agua salada a las napas, controlan la erosión costera, retienen sedimentos, nutrientes y tóxicos, son hábitad de biodiversidad, cumplen funciones en la recarga de acuiferos y poseen alto valor desde la perspectiva ecoturística".

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.