¿Existe un Plan Municipal para Controlar a los Medios?

(Notas de Usuarios) - Resulta muy llamativo y peligroso este título, pero es una realidad que están viviendo muchos medios de comunicación de Frecuencia Modulada de Bahía Blanca. Aunque el entramado, lejos de parecer irreal, parece una realidad consumada. Las radios están recibiendo al día de hoy sendas notificaciones, como la que se puede ver aquí, sobre la seguridad de sus torres todas con el fin, según la Municipalidad, de normalizar el tema de las estructuras que sostienen las antenas de las emisoras. Pero lo que llama poderosamente la atención es la forma y el fondo de la cuestión. De una forma muy sotto voce llegaron las notificaciones sin mediar anuncios oficiales sobre una cuestión importante pero no urgente. Si bien es un tema que varios municipios del interior de la provincia de Buenos Aires vienen desarrollando, no se condice con el modo ni el procedimiento adoptado por el municipio de Bahía Blanca. La realidad muestra que por un lado el tema del dragado y la futura planta regasificadora ocupa la atención de todo el mundo al respecto del impacto que pueda causar al medio ambiente en el futuro de nuestros hijos, pero este tema pasa muy desapercibido ya que se conjugan varios aspectos a tener cuenta:

  • - La forma en que se enviaron las notificaciones, con visitas del personal municipal del departamento de Habilitaciones, llegando a cada domicilio con una precisión casi milimétrica.
  • - La solicitud de la licencia habilitante "del AFCA" (así, como se lee y no la AFSCA, como es en realidad la sigla de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual)
  • - El no anuncio oficial de la medida.
  • - Solicitud de cálculos de estructuras, visados por los colegios respectivos, con costos que rondan lo miles de pesos para cada - propietario de un medio.
  • - El libre deuda de ABL.

Así mismo y no menos importante es la cuestión de la ultima parte de las notificaciones en la cual se solicita una pronta entrega de la información solicitada, cuando sabido es que, en muchos casos, es de cumplimiento casi imposible.

El Municipio en algunos aspectos está pasando por alto un montón de leyes y resoluciones federales, escapando de ella su órbita y jurisdicción; no es lo mismo habilitar un comercio que una radio. El procedimiento es una materia netamente Federal y sólo le incumbe al Gobierno Nacional que es él a través de la CNC (Comisión Nacional de Comunicaciones) el que regula todo lo concerniente a la parte técnica y la AFSCA la encargada de otorgar las licencias, sanciones ó multas. Es entendible que el Municipio solicite información sobre la seguridad de las torres de las emisoras pero se debe hacer una gran diferencia entre las radios habilitadas legalmente y las que no. Con esta medida el Intendente puede pasar a la historia al haber logrado solo con el cumplimiento del punto 1, lo que ningún Gobierno Nacional, Provincial o Municipal pudo hacer en 28 años, cerrar más de 40 radios y controlar al resto. También es cierto que antes de involucrarse en esta peligrosa aventura primero se debería informar con los organismos pertinentes y según mis fuentes, nunca lo hizo.

Pero lo más llamativo de todo esto es la última parte de la solicitud que pregona lo siguiente: “Con el visto bueno de la Dirección se extenderá un Permiso que tendrá el carácter de Precario y Provisorio para su funcionamiento”. Pongamos atención a este último párrafo, que es textual y si uno hace un poco de imaginación supongamos esto: al ser precario y provisorio como su título lo dice no es definitivo; ¿qué sucede si una radio opinara diferente del Municipio? ¿Le revocarían el permiso?.  Ergo: sin torre no hay radio.

Parece descabellada esta sugestiva pregunta pero, por mucho menos, varios vecinos de Cerri fueron invitados a desalojar la plaza Rivadavia en el acto de presentación de la nueva Semi Peatonal solo por el hecho de decir: “No al dragado”.

Es muy grave esta situación por la forma y la manera que se está llevando adelante y amerita un fuerte repudio no solo de la oposición política (que tiene conocimiento de este tema pero no hizo absolutamente nada) sino también de los medios de comunicación ya que si hay radios que no cumplen los requisitos, tienen que ser sancionados o clausurados por los Entes respectivos y no por un Municipio que no entiende de la materia. Estamos hablando nada más y nada menos que de la tan preciada Libertad de Prensa.

Porque si un medio no opinara de la manera que se quiere en Alsina 65, seguramente le revocarán el permiso y deberán mudar la torre a otra ciudad o a otro planeta…

 


(*) El usuario que envió esta nota a Solo Local solicitó reserva de su nombre.

 

 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.