Palomo por Weyland: ¿Cambio Fallido?

Fondo_Despido(Notas de Usuarios) - En la intendencia bahiense y sus alrededores más cercanos, el descubrimiento de Solo Local respecto la jugada del Dr. Palomo de hacerse nombrar en la planta permanente del PAMI antes de dejar su cargo de titular regional de la obra social para pasar a revistar como Secretario de Salud, provocó un tremendo cimbronazo cuyas consecuencias finales aún son imprevisibles. Entre los pocos allegados a Breitenstein hay quienes temen que ni la pausa de Semana Santa haya servido para que la tormenta pase sin causar demasiados daños directos más que colaterales, mientras cuentan desesperados como los lectores de una noticia hasta aquí no todo lo amplificada que correspondería, se multiplican en forma geométrica a través de correos electrónicos y redes sociales. Desde la vereda de enfrente al oficialismo, por lo general bastante contemplativos y, según sus integrantes, maniatados por el corsé mediático impuesto por el manejo de la pauta publicitaria municipal, algunos indican que era lógico esperar en algún momento alguna fisura en el “acuerdo programático” tejido entre Federico Susbielles y Dámaso Larraburu en procura de barnizar con la letra “K” la gestión municipal, pero nadie podía suponer que eso sucediera tan pronto.


¿A esto se refirió el intendente cuando habló de tener un gabinete motivado? ¿A brindarle la posibilidad de sus integrantes de que, aunque los echen, no se quedan sin trabajo?, es la pregunta que muchos se hacen.

En realidad, tampoco en la oposición parecen saber muy bien como conducir la situación planteada: es que el principal refuerzo, ese al que le habían puesto con chapa de “muy presentable” al decir de los voceros oficiales, pasó a ser candidato a “villano total” en pocas horas.

Pero no sólo en la oposición se pueden escuchar críticas y desaprobaciones, también las hay, desde el mismo bando, nunca mejor empleada la expresión.

Larraburu nos hizo sacar a Weyland para evitar que la próxima campaña se enfocara en la conexión clandestina de agua de su casa o en el cine Plaza y nos puso a uno que se mandó un moco mucho peor. En cualquier tema que se plantee de ahora en más, nos van a sacar a relucir esto”, reconoció amargamente, uno de los últimos sobrevivientes llegados a la gestión directamente de la mano del intendente.

En realidad, este funcionario es uno de los pocos que todavía cree— o quizás ¿quiere creer porque le conviene?—algo que al propio intendente cada vez le cuesta más mostrar: que con Larraburu mantiene una relación de “socios” y no de “subalterno”.

¿Con qué cara le vamos a decir a los precarizados que no hay posibilidades de estabilidad si uno de los refuerzos éticos que trajimos, se cuidó muy bien de asegurarse la suya para siempre antes de venir a ocupar un puesto político? ¿Y a los médicos del municipal que son bravísimos? ¿Qué les va a pedir? ¿Qué pongan el hombro y esperen un poco más? ¿Por qué no esperó él para subirse de categoría y nombrarse en planta permanente?”, se preguntó con evidente desasosiego, sin resignarse a que el tema de la separación de residuos que se pretendía instalar desde las tribunas oficiales (tapa del diario LNP, editoriales de las radios más escuchadas, etc.) para “marcar la agenda de los próximos días”, si todo fuese como está mandado, pueda haber pasado a un segundo o tercer plano.

Por lo pronto, desde adentro de una estructura que hasta no hace mucho parecía impenetrable y ahora revela filtraciones por todos lados, por estas horas se menciona que “cómo mínimo, Palomo va a tener que renunciar al PAMI con bombos y platillos y a la brevedad posible, y quizás ni con eso alcance para sellar el inmenso drenaje de prestigio (sic) que le provocó la difusión de esta maniobra”.

Los que intentaron escuchar alguna explicación de parte del médico, hasta aquí esperaron en vano y hasta advirtieron que no saben si van a poder seguir tapando o soslayando el tema por muchos días.

En tanto, otros “larraburólogos” se atreven a deslizar que el actual director del grupo BAPRO puede llegar a “hacer escoba” y aprovechar la volada y concretar eso que en la jerga bursátil se llama “toma de ganancias”.

Esto es dar por finiquitado no en lo formal sino en lo real el acuerdo con Susbielles por “causas de fuerza mayor” y, de paso, dejarlo inhabilitado de cualquier posibilidad electoral “por dentro o por afuera” de cara a octubre, que era una de las cosas que se planteó cuando lo sedujo hacia su redil.

Finalmente hay quienes se inclinan por una tercera opción: la de “resistir y defender la situación a la espera de ver cómo decanta”, en la esperanza que, con los principales medios con su discurso controlado y “monitoreado” y una oposición que no se las ha ingeniado para perforar el escudo protector ni cuando se la han dejado “servida en bandeja”, todavía alcance para mantener el barco encaminado con posibilidades de reelección rumbo a octubre.

A fin de cuentas, todo es posible: ¿o hace falta recordar que fue el propio Federico Susbielles quien manifestó que Iván Budassi “no debería durar ni un día más en el gabinete” cuando, a partir de un pedido de informes de Fabián Lliteras (otro que ingresó al corral y, por las dudas, sin renunciar a su banca de concejal, sino tan solo “pidiendo licencia”) saltó a la luz que el hoy diputado provincial percibía por su cargo municipal un plus “por su antigüedad” como ayudante de cátedra universitario?

Claro que eran otros tiempos, en el que los actores de esta tragicomedia financiada con fondos públicos no estaban “casi todos” juntos como ahora.

 


Enviado a Solo Local por Santiago Ismael Rosso



Fuente Foto: http://www.finanzzas.com/wp-content/uploads/Fondo_Despido.jpg

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.