Revelan los Nombres de las Usinas de Facturas Truchas: En Bahía Blanca hay 122

Captura de pantalla 2015-03-29 a las 21.16.06

Al 17 de marzo, suman 122 las empresas radicadas en Bahía Blanca que figuran en el listado de usinas de facturas apócrifas que publica y actualiza en forma periódica la Administración Federal de Ingresos Públicos. Hasta el momento, de la nómina de 11.220 firmas que el organismo considera en esa situación, solo se conocían algunas razones sociales y números de CUIT. Ahora, gracias a una aplicación desarrollada por el equipo de Clarín Data, al que fue convocada a colaborar la creadora de Solo Local Sandra Crucianelli, puede accederse a la totalidad de los nombres y ubicaciones de esas empresas. Entre las radicadas en Bahía Blanca, figuran las que la justicia federal bahiense le adjudica a Juan Ignacio Suris y forman parte central de la acusación en su contra por asociación ilícita fiscal que lo llevará este año, junto a cinco personas más, a juicio. También puede hallarse a la firma Calvento, una de las tres empresas del grupo Ficcadenti, mencionadas en una nota del diario La Nación, como puente para investigar por presunto lavado de dinero al grupo del empresario patagónico Lázaro Báez.  

De las 122 empresas de Bahía Blanca que hasta el 17 de marzo figuraban en el listado de AFIP, 8 tienen domicilio en Ingeniero White y una en General Daniel Cerri. 

Las seis adjudicadas a Juan Suris y que integran la nómina son: Scarsur Bahía S.A. (de Sergio Scarabotti y Juan Suris), E & J Bahía S.R.L. (de Juan y Eduardo Suris, hijo y padre), CVP Industria S.R.L. (de Juan Suris y Nicolás Ibarra Gutiérrez), Attimo Bahía Blanca S.A. (de Nicolás Ibarra Gutiérrez y Flavio Carrano), M-Magna S.A. (de Juan Suris y Nicolás Ibarra Gutiérrez)y Bahía Acoplar S.A. (de Nicolás Ibarra Gutiérrez y Eustaquio Santacruz).

Según el auto de procesamiento dictado por el juez federal Santiago Ulpiano Martínez, en base a investigaciones de la propia AFIP, esas firmas "fueron creadas a pedido de Juan Ignacio Suris por interpósitas personas (prestanombres) y no poseen capacidad económica ni financiera como para facturar la magnitud y diversidad de servicios supuestamente prestados, emitiendo comprobantes a terceros, con el fin de proveer crédito fiscal a distintas empresas". 

En el auto de procesamiento de Suris hay una mención a Calvento S.A. Es cuando da detalles de las actividades de la usina E&J y dice textualmente: "Con respecto al crédito fiscal que se registró en el Libro de IVA Compras se observaron compras a proveedores apócrifos como Tres Ingeniería, Bahía Acoplar SA, K y V de Schneider Martín, Calvento S.A. y Lozada Servicios".

Calvento es la única de las tres compañías del grupo Ficcadenti mencionadas en la nota de Hugo Alconada Mon que figura en el listado de AFIP, detallado por Clarín. Otras dos empresas del mismo origen, Grupo Penta & Cía y Terrafari S.A., como había publicado Solo Local, no están en el listado actualizado al 17 de marzo pasado. 

En el mismo auto de procesamiento a Suris y cinco personas, no hay menciones ni a Penta & Cía ni a Terrafari S.A..

Las CUIT de ambas, al igual que la de Calvento, se encuentran inactivas: Terrafari, por resolución de la AFIP de diciembre del año pasado y la de Grupo Penta & Cía. fue dada de baja en marzo de 2014. En la conferencia de prensa del 20 de octubre del año pasado, el administrador Ricardo Etchegaray solo había admitido como usina de facturas truchas a Calvento S.A., de vínculo comercial durante 2014 con Austral Construcciones.

Otras dos compañías de Bahía Blanca, relacionadas con Báez, aunque no en calidad de usinas, sino como usuarias son Constructora Patagónica Argentina SA (Nº de CUIT 30707623752; de José Antonio Ferreyra, deudora de ARBA, inicialmente constituida en Bahía Blanca y luego radicada en Río Gallegos) e Iberoamericana de Servicios SA Nº de CUIT 30708337974, de la familia Pedraza, originaria de Bahía Blanca, aunque para los registros de la AFIP figura con domicilio en Capital Federal). Esta última figura actualmente en el registro de prestadores de servicios petroleros del Instituto de Energía de Santa Cruz.

¿Cómo se realizó la investigación? 

Hasta ahora había que ingresar una CUIT para saber si una empresa es una usina de facturas truchas. Clarín Data reveló, en distintos formatos digitales para su consulta, la identidad de las 11.220 razones jurídicas que fueron creadas para facturar crédito no legítimo en nuestro país desde 1997 hasta el 17 de marzo pasado. 68 de estas empresas aún figuran como incorporadas en el padrón de proveedores de la Oficina Nacional de Contrataciones del Estado.

En octubre de 2014, la repartición que lidera Ricardo Echegaray anunció la difusión, a través de su sitio Web, del listado de usuarios de facturas apócrifas, mediante el cual divulgó la identidad de 1208 empresas en esa condición, pero no aplicó el mismo criterio con las usinas: no había por entonces -ni hay hasta el momento- una lista de razones sociales, sino que se habilitó un buscador para que a través del número de CUIT se pudiera verificar si una empresa forma parte o no de las identificadas como usinas. Según reporta la AFIP,  la información que contiene esa base de datos corresponde a facturas o documentos equivalentes que, por algún motivo, fueron calificados como apócrifos y aclara que los contenidos son de carácter meramente informativos, con una función preventiva.

Es decir, lista de usinas publicada no hay; pero un enlace activo en la misma página devuelve la totalidad de las CUITs denunciadas. Ese conjunto de datos no reporta a qué entidad corresponde cada CUIT.  Mucho menos el lugar de radicación declarado.

La tarea de Clarín Data hizo foco en facilitar no sólo la identificación de las usinas, sino además en determinar su localización geográfica a lo largo del país, por ciudad y por provincia, como aparece en la tabla que acompaña esta nota. Este gran conjunto de datos, más de 135.000 en total, fue volcado a la plataforma de datos abiertos Junar, para una mejor visualización y exploración de los mismos.

También figuran otros datos adicionales por cada entidad, como la CUIT, la dirección, el código postal, la fecha de detección, la fecha de publicación y el número de agencia de la AFIP bajo la cual se investiga cada caso.

¿Qué es la base de datos APOC?

En octubre pasado, la lista de usinas rondaba las 10.000 firmas. Al 17 de febrero de 2015, la base de datos de la AFIP, denominada APOC -(por Apócrifas)-, llegó a las 11.220. Esto es porque diariamente, la AFIP actualiza el registro, eliminando unas pocas claves, pero añadiendo nuevas CUITs al mismo tiempo. ¿De qué se trata esta base de datos? Para evitar el flagelo de las facturas apócrifas, la AFIP creó APOC, herramienta en línea que permite a los contribuyentes chequear que su proveedor no sea una empresa fantasma.  Esta plataforma, sobre la cual se realizó el trabajo de Clarín Data, contiene información proveniente de diferentes bases que registran sujetos caracterizados como apócrifos, usinas, sin capacidad económica y/o financiera, cuyo denominador común es la identificación de sujetos generadores de créditos fiscales o gastos susceptibles de impugnación.

¿Qué tipo de Usinas hay en la lista de APOC?

Hay cuatro tipo de usinas:

Usina duplicadora de facturas: contribuyente formalmente existente y activo pero que duplica sus comprobantes a los efectos de generar créditos/gastos en sus clientes

Usina empresa desactivada: empresa real que ha discontinuado su actividad sin tramitar la baja, siendo utilizada al solo efecto de facturar crédito/gasto no legítimo

Usina de única actividad venta de facturas: empresa inscripta al solo efecto de facturar crédito no legítimo

Usina componente de un grupo económico: empresa inscripta al solo efecto de facturar crédito/gasto no legítimo únicamente dentro de un grupo de empresas vinculadas

 

¿Cómo se realizó esta investigación?

Este trabajo de Clarín Data se realizó exclusivamente sobre datos oficiales y de carácter público, publicados en diferentes sitios web del gobierno argentino.

La información fue llevada a hojas de cálculo y posteriormente, los sets de datos subidos a Google Drive,  así como compartidos a través de la plataforma de Junar.

Para la normalización de las tablas se usó la herramienta Open Refine.

 

Las bases de datos y fuentes que se consultaron  y sobre las cuales se realizó este informe son las siguientes:

 

Buscador de Usinas de la AFIP

 

Listado de Usuarias de Facturas Apócrifas

 

Transferencia del Archivo con CUITs correspondientes a Usinas

 

Sistema de Consulta de Bajas de Oficio para CUITs

 

Central de Información del BCRA

 

ARBA: Nómina de Contribuyentes con deuda superior a $ 50.000

 

ARBA: Listado de Contribuyentes del Impuesto sobre los Ingresos Brutos en Condiciones de Inscribirse como agentes de Recaudación

 

ARBA: Estado de deuda por Contribuyente y/o Agente de Recaudación

 

Boletín Oficial de la República Argentina

 

Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires

 

Registro de Proveedores del Estado Nacional

 

Registro de Prestadores de Servicios Petroleros del Instituto de Energía de Santa Cruz

 

Registro de Proveedores del INTA

 

INDEC: Datos poblacionales por Provincias

 

Presentación sobre Facturación Apócrifa de la AFIP

 

Ampliación de Denuncia sobre Lázaro Báez ante el Juzgado Federal Nº 7 del Dr. Sebastián Casanello, en en la Causa Nº 3017, caratulada: “Báez Lázaro y otros s/encubrimiento y asociación ilícita”

 

Auto de Procesamiento contra Juan Ignacio Suris y otros, en la causa 12000018/2011, s/ Asociación Ilícita Tributaria, ante el Juzgado Federal Nª 1 de Bahía Blanca, Secretaría Penal N° 2.

 

Datos abiertos en Junar

Clarín Data publicó este gran conjunto de datos abiertos en la plataforma Junar, una compañía global con oficinas en Dallas, Silicon Valley y Latinoamérica. El equipo de investigación cree que liberar datos y compartirlos en formatos abiertos con la audiencia, sirve para impulsar nuevas oportunidades y colaboración, así como fomenta la transparencia. Esta herramienta, fundada por Javier Pájaro y Diego May, sirve para rescatar datos de un sitio web o bien para explorar los mismos.

Junar cuenta con una API para invocar datos desde la plataforma y usarlos en distintas aplicaciones.

 

¿Cómo explorar la base de datos de usinas?

Cada conjunto de datos puede ser explorado de diferentes maneras y en la vista de información aparecen detalles tales como URL permanente, fecha de la última actualización, fuente de los datos, etc.

Un código de inserción permite copiar y pegar el mismo para su publicación en otras plataformas.

En la denominación de cada columna, a la derecha de la fila, hay filtros activados, mediante los cuales se pueden seleccionar las variables que se deseen consultar.

A través de “Acciones” (borde inferior derecho) se puede descargar el archivo completo en formato CSV (valores separados por comas o espacios) ó XLS (es decir, estructurados en una hoja de cálculo).

Los sets de datos pueden compartirse a través de Facebook, Twitter, Google+ y Linkedin.

 

Créditos del trabajo de Clarín Data:

Investigación y Textos: Darío D'Atri y Sandra Crucianelli 

Programación: Juan Pablo Kutiansky

Scraping de Datos: Javier Luján

Visualización del Datos: Cecilia Tombesi

 

 

 

0
0
0
s2sdefault
Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.